Dieciséis años después de su lanzamiento, Super Smash Bros Melee es uno de los fighting games más competitivos a nivel mundial. ¿Cómo llegó a esto?

Muchos recordarán la época en la que los videojuegos solo se podían jugar con otras personas si ellas estaban sentadas justo a la par nuestra. De esa época es Melee, la secuela para Gamecube del original Super Smash Bros para 64.

Pero a diferencia de muchos otros juegos (si no prácticamente todos) de consolas del pasado, Melee sigue existiendo y está más vivo que cuando lo jugábamos con hermanos, primos y amigos allá en el 2001.

Para los que seguimos la escena competitiva de Melee, esto no será noticia. Pero a los demás podrá sorprenderlos. Melee es uno de los fighting games competitivos más populares de la actualidad. De hecho en EVO, el torneo más importante del mundo en lo que a fighting games respecta (algo así como el international de Dota 2 o Worlds en League of Legends), Melee fue el 3er juego con más participantes, solo por detrás de Smash para Wii U (la 4ta entrega del mismo juego) y Street Fighter V (el clásico de peleas).

Melee destaca en la lista de juegos de EVO por ser el único con 16 años de antigüedad. Todos los demás juegos tienen a lo sumo 6 años de existir, como el caso de Marvel vs. Capcom 3, del cual la de este año es la última aparición en EVO.

Pero ¿qué es lo que hace que un juego tan viejo se mantenga tan increíblemente activo? Y lo que hace más impresionante este hecho: ¿cómo hace para serlo sin el más mínimo apoyo de la compañía que lo creó, Nintendo? Porque hay que destacar que Nintendo no ha tenido absolutamente nada que ver con el éxito de Melee. Más bien las acciones de Nintendo, cuando ha habido alguna, perjudican al juego o a su comunidad de alguna forma.

Bueno, hay varias respuestas a estas interrogantes, así que vayamos por partes.

El juego mismo

Melee es un juego excelente. A pesar de que Sakurai, el developer de todos los SSB (Super Smash Bros.), le ha dado la espalda a su segundo hijo, hay que admitir que su trabajo creativo fue enorme. Y no habría que esperar menos. Nintendo es conocido por producir juegos que, si bien no son muy fuertes en lo referente al storytelling, siempre son muy buenos en gameplay.

El movimiento de los personajes es crucial en estos juegos. De hecho muchos developers de la compañía afirman haber comenzado por esa parte. Ellos no pasaron a los demás detalles (aspectos visuales, de historia y de mecánicas) hasta que lo primero fuera perfeccionado.

En Melee esto se nota a leguas de distancia. Me parece que no es una exageración afirmar que este juego tiene de los mejores movimientos y game feels en toda la historia de videojuegos. Los personajes son responsivos, rápidos y tienen demasiadas opciones de movimiento: short hops, full hops, wave dashes, edge cancels, fast falling, correr, caminar, etc. Pero sumado a esto, las mecánicas mismas son muy buenas, aunque algunas sean defectuosas (es decir, sigue siendo un juego de 16 años).

El aspecto gráfico no parece envejecer de mala forma. Hay gran variedad de personajes, incluso entre los viables competitivamente (que, para ser un juego tan viejo son demasiados en mi opinión 20XX es un mito) y todos son muy distintos en la forma en que se juegan. Y así muchas otras características que solo se le pueden atribuir al juego y a su diseñador. Pocos juegos en la actualidad están tan increíblemente pulidos para lo increíblemente complejo que es Melee.

La comunidad

Si Melee se ha desarrollado competitivamente es por su comunidad. Empezó siendo pequeña y muy regional, y pasó a ser enorme y más general en Estados Unidos (Japón y Europa tienen comunidades relativamente grandes también). La comunidad ha evolucionado el juego de una forma increíble, no a través de patches y nerfs y buffs, como es usual en los juegos actuales, sino facilitando herramientas para hacer el entrenamiento más fácil y más comprensivo.

Existen programas como 20XX, que permiten a los jugadores repetir escenarios para practicar situaciones una y otra vez, o ladders externos con netplay que permiten que lo competitivo no solo se de en torneos presenciales. También hay programas que ayudan al mismo desarrollo del meta, el cual varía por descubrimientos de mecánicas que no se conocían y que revolucionan cómo se juega Melee (como el shield drop que hace un par de años no se utilizaba del todo).

Volvamos a la falta de apoyo de Nintendo: en el EVO de este año todos los juegos tenían el prize pool de $10 por cada participante, más una suma fija de mínimo $10.000 y máximo $50.000 (en el caso de SFV e Injustice 2) aportada por la compañía responsable del desarrollo del juego respectivo. La excepción es Melee y SSB4, por supuesto, para los que Nintendo aportó la generosa suma de $0. Si este juego sigue siendo exitoso, lo es principalmente por la comunidad.

La comunidad de Melee además es variada en cuanto a diversidad étnica y de edades se refiere. Sin embargo no hay mucha participación de mujeres, lo cual se le puede atribuir a diversos factores, muchos de ellos reprochables.

El espectáculo

Nada de lo anterior importaría si Melee no fuera un juego sumamente atractivo de ver. Cada torneo uno tiene asegurado al menos un match lleno de emoción, de incertidumbre y de sorpresa: ¿quién va a ganar? Están demasiado parejos. En cualquier microsegundo alguien hace un movimiento que le da la victoria. Esto solo hace que el hype de la audiencia, tanto la que está en el evento como la que está en twitch, sea inmenso. Siempre se queda con ganas de más. Solo vean el final (o todo si quieren) de este set:

Y así como este hay otros. Se puede pasar semanas viendo set tras set en youtube. Al fondo dejo algunos de mis favoritos para el que quiera verlos. Pero además, el que Melee tenga tanta historia le da una potencialidad narrativa enorme. Este punto se explica de forma inspiradora en este video que recomiendo:

La nostalgia

Hace 16 años yo no tenía ni 10 años. Obviamente un gran factor de Melee es la nostalgia que produce. Comparar la forma en que se jugaba en el 2003, a como se jugaba en el 2012 y después en el 2017 es impresionante. Melee demuestra que no se necesita ninguna clase de nerf o buff (aunque tal vez sí bug fixes) para que el meta evolucione constantemente.

Y ver a esos personajes que creíamos utilizar perfectamente en el pasado, siendo controlados de una forma tan estúpidamente perfeccionada no deja de ser nostálgico de alguna forma. “Hasta dónde hemos llegado”. Solo un juego con tanta historia podría producir ese sentimiento.

La combinación de todos estos factores lo que hace a Melee un juego tan excepcional. Sé que en Costa Rica hay una comunidad de Smash no muy grande, pero principalmente juegan SSB4. Si les interesa pueden buscarla en Facebook (Comunidad Super Smash Bros. Costa Rica).

A mí lo que no me deja de sorprender es que, a pesar de las dificultades para jugar (hay que tener un Gamecube o un Wii y controles de Gamecube, o usar el emulador Dolphin pero siempre es necesario el control y el respectivo adaptador de USB), la indiferencia de Nintendo y la falta de atención por parte del developer original, la comunidad solo crece y crece.

Un momento muy importante para Melee fue la publicación de un documental de 4 horas sobre el juego. En este se recuenta su historia y se documenta la comunidad. Después del documental entró en escena una oleada de nuevos participantes y espectadores (incluido yo). Y desde entonces no ha parado de crecer. Esperemos que continúe de esa forma por muchos años más.

Share This: