Si te hablan de mamatones y no pensás en alguna tendencia de cine porno, ya has pasado por la lactancia y no necesitas esta guía.

Si te interesa saber datos nutricionales o detalles fisiológicos, al menos los médico-técnicos, esta no es tu guía, hay muchos libros e información que puede recurrir para datos precisos.

Esta es una guía de sobrevivencia a la lactancia, para las curiosas, los intrigados o las que están en proceso de salirles un bebé y sólo encuentran guías edulcoradas Nestlé, que no hablan de nada real de lo que vivirás los siguientes meses o años.

Jean Laurent Mosnier

Lactancia 101

La leche materna es el único mejor alimento que puede recibir el recién nacido, eso no hay que explicarlo. Lo sabemos por omisión, por naturaleza, el espíritu salvaje que nos recuerda que somos mamíferos, y pone a funcionar todos los mecanismos hormonales y fisiológicos para que suceda.

Algunas mamás no podrán por razones físicas, otras por psicológicas e inclusive la mezcla de ambas. Salvo en esas excepciones, lo único para dar de mamar es querer hacerlo con ganas y con la convicción real que ese será el único alimento que recibirá mi hijo por N cantidad de tiempo.

Adoptá un mantra fuerte para cuando querás dormir, vivir o comer algo que no podás. Ese mantra te arrastrará fuera de la cama hasta 3 veces en una madrugada, la ayudará a concentrarse ante miradas públicas y hará decir NO a las buffalo wings con baldazo.

Jean Fouquet

La bajada

Mi hija nació por cesárea después de 62 horas de labor de parto. Tenía duda si la leche me bajaría como a las de parto vaginal. Yo no pude verla salir de mí, abrazarla recién parida en nuestra sangre. El primer encuentro con mi hija fue en la cama de la sala de maternidad, ella envuelta en su cobija y yo en la mía. Era increíblemente enorme y dormía, la amé.

Más tarde en ese tratar de abrir de ojos, ella empezó a manifestarse. La alcé y con la curiosidad más grande del mundo me acomode para amamantarla, tomé mi pecho con la técnica mil veces revisada, ella también buscaba. Todo encaja envuelto en un halo de bienestar en ese contacto madre/hija. Después de eso, tenía configurado el nuevo software, instinto materno ON.

Unos minutos después de la magia empieza un poco la paranoia: ¿Está saliendo la leche? ¿Está alimentándose? ¿No veo que me salga leche? ¡se va morir de hambre!!

No, no sale, no se supone, los primeros días lo que sacamos es como decir la jalea real de la abeja reina, la concentración más pura de nutrientes, anticuerpos para que los peques sobrevivan. No tiraras chorretes de leche por los pezones hasta tres o cuatro días después del parto.

Utagawa Kuniyoshi

En el hospital asignado para parir, no recibí mucha asistencia en ese tema, charlitas sobre enfermedades y vacunas, pero no tanto sobre lactancia. Sí existen, a una la refieren, si está presentando algún problema.

Yo soy talla 30 A se pueden imaginar que no sé lo que es tener tetas, balanceantes y protuberantes tetas. En media tarde, en casa, con esa repolla bella que era mi hija, se abrieron las glándulas mamarias como si fueran grifos, mis tetas se empezaron a llenar de líquido, presionando la piel, los pezones. Había “bajado” la leche. Por 8 meses sentí tener el average busto de 34B que ronda CR. Después de eso es riquísimo dar de mamar.

Un asunto que nadie dice, es que la hijueputa santa magnífica leche, nunca deja de salir, nunca deja de salir. Sí, hay que comprar toallas sanitarias para los braziers. Sí, eso es lo más doloroso. La presión en el pecho si no te sacas es tortura, no quieren conocer sobre la mastitis.

Algo curioso, es que cuando una teta amamanta, la otra suelta leche a lo loco, practiquen el malabarismo de agarrar a la beba de 8 kilos con una mano y pompear el sacaleches con la otra.

Pablo Picasso

Cuando oímos que es dar a demanda, no imaginamos que es nivel Coca Cola; la fábrica nunca se detiene porque el consumidor siempre quiere. Las jornadas 24/7 exclusivas, los primeros meses. Las horas irán mermando, pero es de todos los días, mínimo sacarse para chupones. De todos modos, sus tetas apretadas siempre se lo recordaran y los certeros gritos agudos de la cría.

Mantenimiento de los dispensarios

Un mito es: duele un pichazo y me voy a morir cada vez que mi hijo me muerda el pezón y sangraré y me lo arrancará. Disculpen si exagero. Que puede doler, puede. Qué debe doler siempre, no.  Que dolió mucho y no quieres hacerlo, ¡vale!, son tus tetas. Que probaste y sentís que NO es lo tuyo, perfecto, apoyo la comodidad maternal sin negligencia.  Qué los bebés pueden tomar fórmula, pueden. Que lo mejor y fundamental para su crecimiento y motivado por organizaciones mundiales de salud y de bienestar infantil, es alimentarlo con leche materna, no hay duda. Es cuestión de elecciones.

Si su convicción, palabra clave aquí, puede más que el dolor, las incomodidades y lo anti-lactancia de esta sociedad, apoyate vos misma, algo de esto puede agilizar el proceso:

  • Medio camino se hace conociendo técnicas para dar de mamar y las posiciones recomendadas. J.F.G.I (just fuking google it).
  • Encontrar un bálsamo para pezones, hay con diferentes productos, hasta orgánicos con aceites naturales, que dan ganas de untarle al pan.
  • Invertir en un saca leches, trascendental para que siga y siga saliendo líquido. Encontrar el ideal es la gloria y todo va a fluir, los pechos serán felices y chineados. NUNCA compren esos de 1980, que son con una bola de goma atrás, ¡fuck, esa mierda!, con razón las mujeres quedaron traumadas por años sobre dar de mamar y toda la parafernalia del amamantamiento.

Paula Sarría Allende

Manipulación del oro blanco

Es oro blanco líquido. Cada gota, cada poquito, cuenta.

Oirás miles de recetas de abuela para producir más leche: agüita de arroz, cerveza, pinolillo, fresco de avena, ¡que no se puede zampar una por puro gusto! En esto es más práctico enfocarse en los No que en los que Sí.

Lo que comes pasa a la leche, chifrijo hasta la madre de chile, no es bueno, gases y picante. Después mucho alcohol tampoco, al igual que todas las drogas se pasan por la leche.

Una alimentación consciente, sin mucho condimento o picoso, natural y variado. Es bueno para todos los que dependen de tu organismo, empezando por vos misma.

Tip: Si me iba a “portal mal” me sacaba bastante leche limpia, para tener un margen, al día siguiente me sacaba el rompope y después seguía llenando con leche menos “contaminada”.

Sin autor reconocido, Craft Museum, India

Una vez inicien los chupones, por ahí de los 3 meses, es cuestión de organización para siempre tener disponible. Las onzas recomendadas van y vienen, como niños y niñas en el mundo, lo que sea de cantidad que tome va a generarle una alimentación de calidad que lo va a prevenir de muchas enfermedades.

La leche se congela y refrigera perfectamente. Para el trabajo, ayudan las loncheras térmicas, pueden mantener el frío en los traslados casa/brete.  

Eso pasa al tema de la esterilización. Algunas oyen “ambiente esterilizado” y entienden enterizo blanco, tapabocas, guantes, para otras es echarle agua hirviendo a todo. Cada una lo hace según sus recursos materiales y culturales. ¡Elijan su dark side!

Yo encontré una especie de palangana que se metía al micro y en minutos tenía otra vez las tetas pompeando, llenando chupones.

El ser mamífera

Ser mamíferos, es asunto femenino. Nosotras ponemos la M en mamíferos, tenemos las mamas, los partos, los úteros.

Adolescente leí el Mono Desnudo de Desmond Morris, y me marcó mucho la vida. Re-observar a ese homo sapiens luchando con su naturaleza mutada o al igual que los árboles, talada de tajo. Vivir en sociedad nos negó ser mamíferos siendo mamíferos.

Mary Cassatt

Una noche en la semi inconsciencia de las primeras semanas con la beba. Estoy acostada, duermo, una teta afuera de la pijama alimenta a Ele para que no llore. Solo así pude dormir algunos minutos. Me vi como la perrilla escuálida del callejón amamantando a la timba de zaguates, a la cerda echada en lodo infestada de lechoncitos. Supongo por ahí proviene el asco que una gran cantidad de personas tiene con lo relacionado a lactancia, es la evidencia más real y palpable de lo animales que somos. El alimento máximo para el ser humano, le da asco así mismo. Es más probable que una persona ingiera semen que leche materna.

Una mujer puede dar de mamar sin ser madre, sólo ocupa la estimulación adecuada, ¿porque el banco de leche materna pide ayuda? No nos enseñan a desarrollar el trascendental don de alimentar por nosotras mismas.

Siempre atacaran miradas limitadas por el asco y la lascivia. Mejor busca los ojos de quien alimentas y todo tendrá sentido.

Tamara De Lempicka

Destete

Mi meta era dar de mamar un año completo. Para otras son dos años, otras tres meses. Me faltaron como 3 semanas para llegar al año.  Mi destete fue muy pacífico. Casi que por elección propia y en común acuerdo tácito de organismos que por un momento fueron uno, y ellos solos decidieron que ya podían prescindir el uno del otro en su totalidad.

Poco a poco la leche fue mermando y los nuevos alimentos que la beba probaba ya mantenían más su atención. Muchas veces me vi más tratando de alargar ese contacto tan íntimo que teníamos que alimentándola. Muchas mamás continúan hasta los dos años, según la OMS es la edad del destete. Supongo el proceso será diferente. Hay muchos destetes a los tres meses porque es el tiempo en que la madre regresa al trabajo y la lactancia se vuelve casi imposible, ellas son las más valientas.

Dar de mamar se ha vuelto un acto de rebeldía.

Dar de mamar es de mujeres que quieren ser hembras.

Dar de mamar es revelarse, es proyectar y honrar el don máximo que brinda el universo de crear vida y más importante aún, mantenerla.

De aceptarse toda plena, de alargar la conexión corporal con nuestros hijos.

Dar de mamar nos enfoca, miramos el futuro justo al frente y él nos mira de vuelta y crece.

Share This: