“Reitero con todo respeto y sinceridad lo que dije en campaña: cuando me equivoque, corríjanme. Cuando me pierda, búsquenme. Cuando no les escuche, reclámenme y si cumpliere con fidelidad mis labores, entonces, que no haya más reconocimiento que el propio de la labor satisfecha”
Luis Guillermo Solís Rivera en su discurso del 08 de mayo del 2014.

Después de 32 años de bipartidismo entre el Partido Liberación Nacional (PLN) y el Partido Unidad Social Cristiana, Luis Guillermo Solís Rivera obtuvo el 77,88% de los votos en la segunda ronda electoral y venció a Johnny Araya Monge, el candidato del PLN que ya se había retirado de campaña.
Poco más de dos años después de haber iniciado su gestión, las encuestas de opinión ciudadana parecen crucificar la labor del presidente y su comité de trabajo. La particularidad con los datos es que el resultado puede depender de cómo se construyen.
Revista Vacío decidió buscar a siete jóvenes dirigentes políticos para conocer su postura. Las personas pertenecen al Partido Unidad Social Cristiana, Frente Amplio, Partido Liberación Nacional, Movimiento Libertario, Partido de los Trabajadores, Partido Liberal Progresista y Partido Acción Ciudadana.  Aunque cada persona milita activamente dentro de su partido político, las opiniones expuestas no representan al partido.
Las reglas del juego son las siguientes: A cada persona se le dio un máximo de 450 palabras para desarrollar la pregunta “¿Cuáles son tres aciertos y tres desaciertos de la administración Solís Rivera”. Aparte de la respuesta, cada persona tenía el derecho de realizar hasta tres comentarios a los textos de los demás. Esto permite enriquecer más la experiencia de debate y ayuda a conocer las visiones y argumentos detrás de la respuesta a la pregunta inicial.
Los comentarios hechos por las personas participantes se pueden leer al cliquear el texto subrayado en amarillo, indistintamente si lee en una computadora, una tableta o un teléfono inteligente. Cada participante tuvo la oportunidad de realizar hasta tres comentarios con sus respectivas respuestas. No obstante, cabe rescatar que, al día de corte, no todos los participantes hicieron uso de sus comentarios.

 

Fotografía original de presidencia.go.cr

Fotografía original de presidencia.go.cr

Diana Andrade

Es una de las líderes mujeres de la Juventud PUSC y actual aspirante a la  vicepresidencia de Juventud del Partido Unidad Social Cristiana. Delegada distrital de La Unión. Directora Ejecutiva del Congreso Ideológico José Joaquín Trejos Fernández PUSC 2016.

El 8 de mayo del 2014, el Estadio Nacional fue testigo de la primera administración del Partido Acción Ciudadana (PAC). Luis Guillermo Solís parecía devolver la esperanza, las ansias de cambio y el clamor por  una Costa Rica mejor. Su Ruta de la Alegría cautivó a 1,3 millones de costarricenses y rompió así el bipartidismo tradicional en Costa Rica.

Desaciertos

Ahora, dos años después, Solís está en una pelea en contra de los índices de desempleo del país. En el cuarto trimestre del 2015 presentó un 9,6%  lo que significó un incremento de 1,3 puntos porcentuales comparado con el mismo periodo del 2013, cuando fue del 8,3%, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Sin lugar a duda, los privilegios salariales del sector público han sido otros de los principales desaciertos de la administración Solís Rivera. En un período de 7 años, el ingreso mensual promedio del sector privado varió de ¢311.035 a ¢375.459, un 21%.  En el sector público, el ingreso promedio aumentó de ¢641.239 a ¢940.579, un 47 %. Con esto podemos deducir que el ingreso promedio de los empleados públicos es dos veces y media más que los del sector privado.

Por otro lado, el problema que parece nunca acabar y que se une a los deslices de la administración Solís Rivera corresponde a  las filas y las listas de espera en la Caja Costarricense de Seguro Social  (CCSS). Por ejemplo: las listas de espera en cirugía pasaron de 106,188 en el 2013 a 119,597 en el 2015.

Aciertos

Sin embargo, cabe rescatar que no todo ha sido malo en estos dos años. Durante este período podemos señalar indudablemente el seguimiento de algunos proyectos como la carretera Cañas-Libería y la construcción de la Terminal de Contenedores de Moín. Este último se ve como un incremento del comercio en un 23% y generó un aumento del 5% del Producto Interno Bruto (PIB) de Costa Rica, de acuerdo con datos del Estudio de Impacto Socioeconómico.

Sin dejar de lado la excelente labor que ha venido realizando el presidente Ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) Emilio Arias.

Imagen original tomada del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

Imagen original tomada del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

Edvan Córdoba

Activista, consultor, traductor, asesoría legislativa, especialista en género y desarrollo. Actualmente ocupa la Secretaria General del Frente por los Derechos Igualitarios(FDI), y la Coordinación de la Secretaría de Derechos Humanos de Juventud Frente Amplio (JFA).

Si tuviera que resumir la Administración Solís Rivera en unas líneas, diría que es un gobierno de oportunidades perdidas, que heredó 40 años de desamparo y desastres, calamidades in crescendo, las cuales ha afrontado la más delas veces con pusilanimidad e intención de quedar bien con todo el mundo. Lo que le ha llevado a responder con no pocas ocurrencias, falta de consistencia (producto de ausencia de una base ideológica que confiera identidad hacia fuera y unidad o articulación en su desempeño) y errores convertidos en crímenes y juzgados fácticamente por un bloque de poder claro.

Aciertos

  1. Políticas progresistas y garantistas de derechos humanos para rediseñar el sistema de justicia. Las acciones emprendidas por la Ministra y el Viceministro no resuelven el desastre, pero emprenden un camino. Dan señales que indican que habrá un punto y aparte respecto al abordaje del modelo punitivo, elitista y sobretodo fracasado que produce y reproduce las condiciones para su constante ampliación y genera más empobrecimiento como son las cárceles gestionando seres humanos como residuos.
  2. El compromiso de Ana Elena Chacón por erradicar toda forma de discriminación de la gestión pública. Hace dos años se emitió el Decreto Ejecutivo 38999 que tiene como fin garantizar y fortalecer el accionar de los órganos públicos como libres de discriminación por orientación sexual e identidad de género. Ya son más de 12 ministerios y otras instituciones autónomas las que han tomado acciones para institucionalizar el mismo.
  3. Gestión de ingresos e impulso de medidas contra la evasión fiscal. Ha habido un aumento importante de los ingresos fiscales a través de mejor recaudación y acciones tendientes a reducir el déficit y optimizar recursos. El viceministro de Ingresos Fernando Rodríguez ha dado una lucha importante por evidenciar a los grandes evasores fiscales.

Desaciertos

  1. Ejercicio de la función pública que contradice la lucha contra la corrupción. Si bien los escándalos de corrupción durante esta administración han sido mínimos comparados a los de gobiernos del PLN y PUSC. El PAC nació como movimiento ciudadano en contra de la corrupción, el abordaje tradicional de casos ligados a casa presidencial y la cúpula del partido liquidan al PAC como alternativa, lo hacen ver más de lo mismo, hacen pensar al ciudadano de a pie, que con Costa Rica se sigue jugando.
  2. Un primer año de “borrachera” post electoral. Un presidente popular pero débil que fue electo con 1.300.000 votos, cifra electoral que no fue transformada en base política ni en capital político, tuvo un primer año sin señales de cambio para impulsar las reformas que el país necesita. Intentó exigir apoyo ya tarde, con legitimidad lesionada por errores vueltos crímenes por la oposición.
  3. Un gobierno incapaz de conectar la ciudadanía. Un primer año y medio como si fuera otro gobierno más, normal, esa falta de acciones y señales que respondan a las problemáticas “de los ciudadanos de a pie” provoca que el mensaje de cambio llegue a oídos desalentados y con mucha distorsión de poderes fácticos. 
Imagen original del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

Imagen original del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

Giancarlo Casasola

Politólogo. Regidor Propietario de la Municipalidad de Moravia (2016-2020). Presidente del Comité Cantonal de Deportes y Recreación de Moravia (2012-2016), Asesor Legislativo (2010-2013) y Asistente del Alcalde de Moravia (2013-2016). Secretario del Foro de Juventudes Fuerza Verde, del Partido Liberación Nacional (2009-2010)

La Administración del Presidente Luis Guillermo Solís ha demostrado tener un Gobierno que, aún con los múltiples académicos incorporados al “mejor equipo”, no ha logrado tener la capacidad política de manifestar a Costa Rica un norte ideológico y programático claro.

Aciertos:

  1. Incorporación del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM). Este instrumento estadístico permite identificar con mayor claridad las causas estructurales de la pobreza, lo que incide en una mayor claridad a la hora de implementar políticas públicas para enfrentar este fenómeno social.
  2. Programa Tejiendo Desarrollo. Este programa permite la articulación estratégica entre instituciones del Estado para concentrar sus esfuerzos de manera conjunta y dirigirlos hacia las necesidades de las comunidades.
  3. Denuncia y Renegociación de Convenciones Colectivas. Debe reconocerse el esfuerzo que ha existido en la Administración Solís Rivera para hacer frente a los abusos, excesos y privilegios que aún existen en las negociaciones colectivas de las instituciones públicas. (BCR-JAPDEVA-RECOPE)

Desaciertos:

  1. Aumentos desproporcionados en el Presupuesto de la República. El primer presupuesto elaborado por el Gobierno del PAC (2015) aumentó un 19% en relación con su presupuesto predecesor. Para el año 2016 el Gobierno anuncia que el aumento será de un 1% en relación con el año anterior y que por ello se trata del presupuesto con menor incremento de los últimos diez años. El Gobierno presenta para el año 2017 un presupuesto cuyo incremento es de un 12,1% y alega que si se recorta, se ponen en peligro los programas sociales.
  2. Comunicación tardía y descoordinada. La Administración se ha caracterizado por tener un equipo de comunicación que no articula sus planteamientos, donde un Ministro contradice lo dicho por otro. El Ministro de Comunicación ha restado credibilidad a su cargo y al Gobierno de la República (caso del Aguacate en Subway y el regaño a los diputados del PAC por hablar del affair Brasil). Asimismo, la muy desafortunada designación de don Melvin Jiménez como Ministro de la Presidencia condujo a un manejo poco experimentado de las relaciones Poder Ejecutivo-Poder Legislativo que las resquebrajó muy rápidamente. Existe una grave ruptura a nivel de Fracción Legislativa con los lineamientos del Gobierno, sus diputados parecen votar por la libre y el principal Diputado oficialista, Ottón Solís, es el mayor opositor al actuar del Presidente Solís.
  3. Promesas populistas que terminaron siendo desilusiones. El Presidente Solís cometió una serie de imprudencias graves en campaña, como afirmar que bajaría la luz en 6 meses o que reduciría los costos de la gasolina. Lo mismo sucedió con la promesa de cerrar CONAVI desde el 1er día de Gobierno. Sin embargo, ninguna de las promesas señaladas, de entre las muchas expresadas dependían del Presidente de la República y su improvisación le ha pasado la factura.
Imagen original tomada del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

Imagen original tomada del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

José Boschini

Asesor legislativo para el diputado Otto Guevara Guth. Graduado en Economía y actual  estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Autónoma de Centro América (UACA). Presidente de la Juventud Libertaria de Cartago y representante del PML ante la Asamblea de la Red Consultiva de la Persona Joven.

La Administración Solís Rivera ha sido carácter de burla desde su inicio. Con una victoria plagada de esperanza, Luis Guillermo ha desatado el descontento más grande que se haya visto en los últimos años por parte de un político. No le ha resultado fácil tomar las riendas de un país marcado por el liberacionismo y la crítica situación financiera, herencia de los dos gobiernos anteriores,  No obstante, el Presidente de la República hace caso omiso a consejos y advertencias para mejorar la economía costarricense.

Aciertos

  1. Infraestructura vial. El gobierno ha invertido una suma de 93,746 millones de colones en tres mega obras. También dará inicio a las obras del paso a desnivel de la Rotonda de las Garantías Sociales, la Antigua Gallito y la rotonda de la Bandera. Se finalizó el paso a desnivel de Paso Ancho, lo cual ha tenido un gran impacto positivo para el flujo continuo de vehículos.    
  2. Migrantes. A raíz de la situación de los migrantes en la frontera con Panamá, esta Administración ha sabido cómo darle un buen manejo. Luis Guillermo, en una reunión sobre Movimientos Masivos de Refugiados y Migrantes de la ONU recalcó que “la colaboración estrecha y coordinada entre los países de origen, tránsito y destino es necesaria en aras de garantizar mecanismos que preserven [los derechos humanos] de aquellos que migran (…).
  3. La Comisión Nacional de Emergencias. No solamente ha desempeñado un tarea ardua por la sequía en Guanacaste sino que ahora con la situación del volcán Turrialba ha estado en la vanguardia. Sin duda alguna, esta administración ha tomado las riendas en cuanto a ayudar a las personas más vulnerables de las zonas aledañas al coloso y ha realizado mecanismos junto con el AyA para brindar agua potable a los vecinos de la zona.

Desaciertos

  1. Más impuestos. El gasto está disparando el déficit fiscal, llevándonos a un abismo. Los proyectos de ley como el Impuesto a las Personas Jurídicas, el Impuesto sobre el Valor Agregado, Impuesto sobre la Renta y Lucha contra el Fraude Fiscal han dejado en claro las intenciones del gobierno para robarnos el dinero.
  2. Salida de Solís en la ONU. La situación ha bastado para escupirle a la política exterior que ha mantenido este país durante mucho tiempo. Los comentarios de Luis Guillermo al mantenerse en contra del mecanismo de impeachment (Constitucional Brasileño) ha sido vergüenza nacional.
  3. Pobreza en Costa Rica. La pobreza se ha mantenido en 21,7% según las estadísticas del INEC del 2015. Costa Rica cuenta con 46 planes antipobreza, los últimos siendo Puente al Desarrollo y Economía Social Solidaria. Estos planes quieren financiarse con más impuestos y ni si quieran estos han podido erradicar la pobreza por un periodo largo de tiempo.

 

Imagen original tomada del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

Imagen original tomada del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

Jouseth Chaves

Egresado de Derecho de la Universidad de Costa Rica y estudiante de la Maestría en Derechos Humanos de la Universidad Estatal a Distancia. Actual Vicepresidente del Partido de los Trabajadores y organizador del PT en la región norte del país.Desde el 1 de mayo de 2016 funge como Secretario de Conflictos y Organización del Sindicato de Trabajadores del Sector Privado (SITRASEP).

En general, Luis Guillermo Solís vino a frenar la oleada de movilización social que hubo en el país en el año 2013 y la primera mitad del 2014 que rompió records históricos. El realizó una alianza con el Frente Amplio y las dirigencias sindicales que apaciguó toda la movilización social del periodo anterior, pero sin satisfacer las reivindicaciones que tenían y tienen esos sectores sociales. El gobierno llegó con el objetivo de avanzar con la tarea inconclusa del gobierno anterior en lo que ha materia fiscal se refiere.

En el Partido de los Trabajadores realizamos los análisis políticos desde la perspectiva de clase, por eso creo que lo que puede ser un acierto para una clase social es un desacierto para otra. Quisiera dividir mi análisis en 3 partes:

  1. Materia fiscal. El gran tema ha sido el debate sobre el déficit fiscal, por eso el gobierno ha buscado hacer recortes al gasto social, reducir los salarios de los trabajadores públicos e impulsar impuestos indirectos como el IVA, mientras mantiene los privilegios fiscales a la producción en Zona Franca y otros sectores industriales, una evasión de un 8% del PIB y el país en el 1er lugar de Latinoamérica en lavado.
  2. Materia laboral. El gobierno ha mantenido un congelamiento salarial en los últimos años para los más de 2 millones de trabajadores del país y ha buscado desmantelar las conquistas laborales de los trabajadores estatales. Por su parte el Ministerio de Trabajo sigue sin intervenir por el 60% de los trabajadores a quienes se les irrespeta 1 o más derechos laborales y sin tocar a las más de 2500 empresas que no respetan los derechos laborales de los migrantes, se sigue permitiendo la persecución sindical descarada en las empresas privadas. Mientras la tasa de desempleo sigue rozando el 10% y 46% de las personas trabajan en el sector “informal”, el gobierno mantiene el congelamiento de plazas en el Estado.
  3. Economía. El gobierno celebra un crecimiento económico cercano al 5%, y las zonas francas reportaron un crecimiento del 13%, pero eso no refleja la realidad del aumento en la desigualdad y la pobreza en el país, que cada año se profundiza más, y  ya alcanza casi al 26% de las familias que viven en Costa Rica. Como se puede ver, el gobierno ha contribuido a que siga la lógica económica y social del país, donde ganan las minorías empresariales, pero pierde  la clase trabajadora, por eso debo afirmar que no se le pueden reconocer aciertos a la administración Solís Rivera.
Imagen original tomada del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

Imagen original tomada del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

Silvia Chavarría

Estudiante de Derecho en proceso de Tesis de la Universidad Escuela Libre de Derecho. Miembro fundador de la Plataforma Liberal Progresista, organización predecesora del Partido Liberal Progresista del cual también es miembro fundador y Secretaria General Adjunta del Comité Ejecutivo Provisional.

La Administración Solís Rivera fue electa con una gran expectativa de cambio, expectativa que ha fallado en cumplir al mostrarse complaciente y en ocasiones desarticulada entre los mismos miembros del gabinete. Si bien Costa Rica no es un país sencillo de gobernar, la Administración ha cedido en reiteradas ocasiones ante presiones sectoriales en contra de los mejores intereses del país.

A continuación enumero lo que me parecen sus principales aciertos y desaciertos:

Aciertos

  1. Extensión del seguro de salud y beneficio de pensión por muerte a parejas del mismo sexo, C.C.S.S. El Estado no debe condicionar la elección de las personas sobre con quien compartir sus vidas, y se debe garantizar que las parejas, indiferentemente de su conformación, reciban los mismos derechos y garantías que cualquier otra.
  2. Reacción ante huelga contra APM Terminals. El Presidente no cedió ante la presión de un grupo que buscaba el interés propio en perjuicio del progreso de la zona.
  3. Inflación. El BCCR ha resistido las fuertes presiones por devaluar, y su labor ha contribuido a una inflación controlada dentro de lo esperado.

Desaciertos

  1. Excesiva complacencia sindical. Desafortunadamente, el temple que aplaudo en el punto 2 anterior no ha sido la constante. Ha sido evidente que el Poder Ejecutivo ha trabajado para “acomodarse” a los requerimientos del sector sindical en múltiples ocasiones.
  2. Crisis del Sector Transporte. El país atraviesa una profunda crisis de transporte mientras que el Ministerio en cuestión retrocede en la búsqueda de una solución al tema y despilfarra tiempo y recursos para complacer a los autobuseros.
  3. Proteccionismo. La presente Administración ha aumentado las barreras proteccionistas sobre productos agrícolas que tanto lastiman a los consumidores nacionales, al punto que actualmente nos encontramos en una disputa comercial con México ante una medida injustificada sobre el aguacate.
Imagen original tomada del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

Imagen original tomada del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

Tamara Gómez

Asesora legislativa, Secretaria General de Juventudes PAC. Graduada de Administración Aduanera y Comercio Exterior. Estudiante de la maestría en diplomacia. Ex representante ante el Consejo Universitario UCR, voluntaria en AFS y otras organizaciones sociales, facilitadora de aprendizaje intercultural.

La presente administración ha debido asumir su gestión en una coyuntura de gran insatisfacción política y enmarcada en altas expectativas de la población (contradictorias entre distintos sectores de importancia para el país) lo que ha demostrado ser un reto complejo.

Comparto mi opinión sobre los tres principales aciertos y desaciertos de la Administración Solís Rivera:

Aciertos

    1. Gestión de la hacienda pública. Se han tomado importantes medidas que mejoraron la recaudación, redujeron el déficit, optimizaron la asignación de recursos y la gestión de la deuda.  Por primera vez se denunciaron convenciones colectivas del sector público, revisando y eliminando cláusulas que se consideraron abusivas. Lamentablemente, mientras se hacen esfuerzos en materia de recaudación, gasto y déficit, la oposición mantiene encadenados los proyectos fiscales a sus cálculos electorales.
    2. Puente al Desarrollo. Ha permitido pasar de una forma fragmentada de atacar condiciones que generan  pobreza a un abordaje interinstitucional. Además, ha reconocido e incorporado métodos como Necesidades Básicas Insatisfechas, brindando así asistencia más eficiente para mejorar las condiciones de vida de las hoy 27 mil familias incorporadas en la estrategia. Busca cambiar de paradigma, pasando del asistencialismo al desarrollo de capacidades, promoviendo el desarrollo humano e inclusión social.
    3. Infraestructura educativa. Esta administración ha asumido el reactivar la inversión en este rubro, por medio del fortalecimiento de la Dirección de Infraestructura Educativa y la activación del fideicomiso con el BID. Además, ha atendido un tema relegado por administraciones previas: la inversión en infraestructura educativa más alta de la historia del país.

Desaciertos

    1. Comunicación. Uno de los puntos débiles de ésta administración. Comunicaciones ambiguas, respuestas improvisadas y poca capacidad de reacción son algunos ejemplos de acciones que han puesto al gobierno en escenarios complicados y que han desplazado el foco de atención de aquellas decisiones o acciones que merecían ser destacadas.
    2. Querer quedar bien con todo el mundo. El gobierno, en algunas decisiones, ha pretendido quedar bien con todos los sectores, a veces incluso con aquellos con quienes nunca ha logrado conciliar. Este accionar dificulta que el gobierno tome medidas decididas en temas donde se requiere una ruta clara y acciones contundentes para transformar las problemáticas estructurales del país.
    3. Contradicciones entre jerarcas. Ha habido poca coordinación entre algunos Ministerios y, sobre todo, posiciones altamente divergentes en temas donde debería existir claridad programática. El conflicto entre COMEX y MAG fue un ejemplo de descoordinación y divergencia sobre temas estructurales; la posición de la Presidenta Ejecutiva de la CCSS, con respecto a las acertadas acciones del gobierno sobre FIV fue lamentable. Las y los jerarcas deben tener muy claro el norte que les guía, sus instituciones deben responder a una visión país, no pueden ser islas de gobierno.

Finalmente, quisiera mencionar la triste decisión de nombrar al policía Juan José Andrade como Viceministro de Seguridad.

Imagen original tomada del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

Imagen original tomada del sitio web de la Presidencia de Costa Rica.

¿Estás interesado en participar en los debates de Vacío? Escribínos a infovacio@revistavacio.com.

Share This: