Una es transparente, directa y propositiva. La otra no tanto. En la 3er edición de “Del Acta a la Bandera” Rodrigo analiza la estrategia de comunicación del precandidato y las posibles implicaciones en su carrera presidencial.

Mucho se ha hablado en los últimos meses del ex presidente de la República desde que hizo su regreso oficial al mundo de la política. Para algunos es el candidato mejor preparado para liderar este país, para otros es un ‘cara e barro’ por regresar después de haber sido acusado de corrupción. La más reciente encuesta realizada por CID Gallup lo cataloga como el principal candidato que a los encuestados le gustaría que quedara de presidente, pero también es por el cual un 33% de los encuestados nunca votaría.

En otras palabras, unos lo aman, otros lo odian, y otros no se deciden. La opinión pública está dividida, pero lo más curioso es que el mismo Figueres es uno de los principales responsables.

La verdad a medias

El nombre de José María Figueres dio un salto mediático después de que el 7 de noviembre de este año publicó un video que empieza con esta frase:

“¡Buenas! Hoy vengo a conversar con los que me dicen que soy ladrón, mentiroso, corrupto, cobarde, ‘cara e barro’, cínico, sinvergüenza y hasta ‘hijueputa’.”  

figueres01

Toma con que empieza el video “Tengo un mensaje importante para Costa Rica.” Youtube.

Desde una perspectiva de lenguaje, empezar un discurso de campaña electoral así tiene un peso estratégico fuerte. Con un total de 435 mil vistas en Facebook y 14 mil en Youtube, este video es una excelente manera de enganchar a una audiencia que se ha mantenido escéptica ante su regreso. No solo se dirige directamente a quienes lo han insultado, sino que les pide perdón y luego los invita a participar de un diálogo directo. Además, el uso de vocabulario soez en un anuncio con alcance a nivel nacional es un elemento retórico poco convencional en la política.

Esta estrategia se ve reforzada con videos explicativos de cada uno de los casos por los que se le ha criticado, charlas abiertas en distintas partes del país, y lo que él llama ‘Contestatones’, que son transmisiones en Facebook donde responde preguntas del público en tiempo real.

Si bien algunos políticos han utilizado la tecnología para dirigirse a sus audiencias, José María es uno de los pocos que ha abierto espacios de diálogo virtuales en los que por más de una hora recibe preguntas de su audiencia sin ningún tipo de moderador o filtro.

Sin embargo, una de las principales críticas en su contra es que en el 2004 no declaró a Tributación Directa el monto que recibió por sus servicios a H. F. Desarrollos Interdisciplinarios S. A. sino hasta 3 días después de que el caso de Alcatel se hiciera público. Figueres no ha aclarado este punto en ninguno de sus canales y tampoco incluyó información relacionada en su video explicativo relacionado al tema.

Verde pero no tanto. A pesar de ser precandidato, y presidente actual del PLN, José María rara vez utiliza los colores de su partido en sus piezas publicitarias. En sus ‘Contestatones’ y videos de campaña sale utilizando una camisa de vestir blanca, sin corbata y sobre un fondo blanco. Incluso sus infografías y documentos de plan de gobierno se encuentran ausentes del verde “perico” tan representativo de Liberación Nacional.

Compilado de piezas gráficas presentes en las redes sociales de Jose María Figueres.

Compilado de piezas gráficas presentes en las redes sociales de Jose María Figueres.

En las piezas anteriores se puede apreciar un enfoque más personalista que partidista. Esta movida podría tener sus raíces en la paulatina desacreditación que ha recibido el PLN tras su más reciente derrota en las elecciones del 2014, y la pérdida de 12 alcaldías en las elecciones municipales del 2015. Concentrarse en el mérito personal puede ayudarle al candidato a posicionarse como una figura nueva dentro del partido.

Liderazgo confuso

Cuando habla sobre las áreas de mejora del país lo hace en términos generales, rara vez lo hace sobre un presidente en específico, y como lo dice en su entrevista con Esteban Oviedo para la Nación, termina mencionando a su propio mandato como uno de los responsables:

“Yo no me excluyo de las cosas que hayamos hecho mal en este país. No vengo ahora a decir que todos se han equivocado y que yo no.”

Distintos motivadores y expertos en liderazgo como Robin Sharma afirman que la capacidad de admitir errores, estar abierto al cambio y al mejoramiento es una de las cualidades que mejoran la imagen de un líder. Jose María no solo se presenta de esta manera, sino que intenta proyectarse como un buen líder al hablar bien y reconocer los aciertos de otros.

Esto se puede ver más claramente a través de algunos de sus comentarios en twitter relacionados a el manejo de la crisis del huracán Otto:

figueres03

Mientras que al PLN se le ha criticado por realizar politiquería en medio de una tragedia nacional e incluso de votar en contra del homenaje a las instituciones públicas involucradas, la postura de José María estuvo mucho más alineada con la actitud general del resto del pueblo costarricense.

Figueres presenta una cara más hostil ante los miembros de su propio partido. Recientemente se le acusó de haber compartido información incompleta sobre la última encuesta realizada por CID Gallup, en la cual omite los datos menos favorables para su campaña. Ante esta noticia, hace una declaración en la que ataca directamente a su candidato Álvarez Desanti y desacredita sus esfuerzos de campaña. Si se analiza dentro de lo que ha hecho, este discurso que desentona con el mensaje constructivo que lo había estado caracterizando.

El diablo está en los detalles

Por un lado, Figueres se acerca al pueblo como una líder propositivo, transparente y optimista que celebra el buen accionar de las instituciones y apela a la buena fe de los costarricenses. Pero por otro, ha decidido enseñar solo aquellas cosas que quiere que vean y oculta las que no. A pesar de sus pretensiones y su estrategia, su discurso está lleno de grietas. Y son estas grietas las que terminan saboteando su aparente transparencia.

Share This: