Medios costarricenses simplifican los conflictos de Medio Oriente para transmitir estereotipos.

“Desconocer una verdad me hace esclavo de una mentira”
Proverbio japonés


Luego de los atentados terroristas en París este pasado noviembre observamos un fenómeno esperanzador en la población costarricense: la empatía.  Esta empatía no sólo iba dirigida hacia las víctimas francesas, sino también hacia las víctimas de la sangrienta guerra civil siria.

La creciente sensibilización hacia los pueblos árabes y la pérdida de confianza en el añejo discurso de los medios tradicionales son un fenómeno que va de la mano con el crecimiento de nuevas y mejores alternativas de comunicación. Los medios alternativos se han preocupado por mostrarnos la “otra cara de la moneda”. Son ellos quienes informan acerca de las bombas que Estados Unidos y sus aliados sueltan sobre países que muchas veces no sabemos pronunciar.

Si sólo nos informamos por titulares sensacionalistas, notas sugestivas y enlaces capciosos, veremos todo conflicto en el Medio Oriente como la simple lucha entre los “buenos occidentales contra los fanáticos irracionales musulmanes”, entre “la libertad vs. la teocracia”. Es esa visión racista la cual muchos medios costarricenses continúan propagando, la que ha logrado evitar que el tico se percate del  terrorismo de estado cometido por occidente.

Seamos más precisos, comencemos a señalar aquellos medios nacionales que nos están fallando y que se han entregado a esta histeria denominada “yijadismo”. Aunque la muestra es pequeña, no podemos negar el enorme daño que tiene la mala praxis periodística sobre la opinión pública.

La Nación

Irresponsabilidad Periodística

La libertad de expresión, así como la libertad de información, deben venir de la mano de la responsabilidad y la veracidad. Un medio de comunicación no puede ignorar la responsabilidad que tiene para moldear la opinión pública y contribuir a las actitudes y acciones que decidan tomar los ciudadanos una vez asimilada dicha información.

A La Nación parece no importarle el efecto que tienen artículos llenos de odio, estereotipos y justificaciones para motivar la segregación y el racismo. Me refiero a la irresponsabilidad de publicar el siguiente artículo de opinión “El Estado del Mundo” por Jaime Gutiérrez Góngora, quien contribuye regularmente para el medio.

En el mismo, el autor cae en una paranoia envidiada por el más republicano de los congresistas norteamericanos. “El estado del Mundo” toma eventos históricos, actos recientes de violencia cometidos por musulmanes y los relaciona con leyendas urbanas, todo con la intención de perpetuar el estereotipo de “árabe salvaje”.

Para darse una idea, basta con leer una introducción de dicho artículo:

“Estás embarazada y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Ismael, porque el Señor ha escuchado tu aflicción. Será un hombre indómito como asno salvaje. Luchará contra todos, y todos lucharán contra él; y vivirá en conflicto con todos sus hermanos”. Génesis 16: 11 y 12.

Ismael era hijo de Abraham y Agar (la esclava de Sara, esposa de Abraham). Ismael es el padre de los beduinos y de los árabes.

Lo que realmente deberíamos cuestionar es si un artículo contra cualquier otro sector étnico o religioso hubiese sido publicado con tanta facilidad.

La guerra del Estado Islámico

En uno de los editoriales del mismo medio, el cual se titula “La guerra del Estado Islámico”, se omiten hechos clave. Uno de estos es el bombardeo que inició Francia al Estado Islámico (ISIS) en el 2014, y el cual puede considerarse un detonante para los ataques de París. Al eliminar este dato, el texto lleva a cualquier persona a concluir que fue el Estado Islámico quien le declaró la guerra a Francia y no al revés.

En el mismo editorial, procuran apelar al sentido común, compromiso y buena fe del lector por medio de frases como la siguiente:

“La humanidad no puede tolerar este tipo de agresiones, y todos los Gobiernos medianamente civilizados y todas las personas respetuosas de la vida debemos cerrar filas en su contra”

Sin embargo, un periódico que no se preocupa por reportar, explicar y editorializar sobre la otra cara de la noticia (las miles de víctimas inocentes del programa de drones de Obama o las victimas del bombardeo norteamericano a Siria, por ejemplo) no posee la veracidad moral como para condenar actos de terrorismo.

Sirios

Como si no fuera suficiente la falta de responsabilidad periodística y la negligencia editorial, debemos sumarle también la exacerbación de estereotipos. Esto se demuestra en el artículo “Detienen en Honduras a cinco sirios que iban a Estados Unidos con pasaportes robados”. A pesar de enfocarse en reportar los hechos de la detención de dichos sirios, el periódico incluye dentro de la nota dos enlaces que leen de la siguiente manera:

  • LEA: Así es la bomba con la que el Estado Islámico dice que derribó el avión ruso en Egipto
  • LEA: Operación antiterrorista en París termina con dos muertos y siete detenidos

Las notas que contienen datos verídicos pero hacen insinuaciones xenófobas afectan la imparcialidad del costarricense cuando se habla de los conflictos en Oriente Medio.

Teletica

Cobertura parcializada

El informar solo un lado de la historia e ignorar datos legítimos que no van con un discurso establecido editorialmente constituye una de las formas más “elegantes”, por así decirlo, de manipular la opinión pública. Al invisibilizar el otro lado de cualquier argumento o conflicto, se hace más fácil satanizarlo, crear mitos y evitar que sintamos empatía por aquellas personas o ideas que no conocemos.

En el caso de Teletica, podemos ver, en menor magnitud, la intención por tergiversar la información acerca de Siria y sus alrededores. No hay menciones de eventos como la muerte de civiles a manos de rebeldes sirios y los bombardeos de la coalición liderada por los Estados Unidos. Es más, sólo se enfocan en la cantidad de víctimas inocentes por bombardeos cuando Rusia o el régimen del dictador Bashar Al-Assad son los autores de los mismos.

La visión parcializada del conflicto sirio aleja al público de una comprensión más completa, basada en hechos. Este medio simplifica las realidades y convierte una compleja guerra civil en un ejercicio de buenos vs malos. El resultado de dichas prácticas es guiar al lector al continuo apoyo por las fuerzas de la coalición, sin importar que estas, con sus políticas irresponsables, estan fomentando el extremismo islámico que tanto temen en occidente. Es preocupante ver cómo un medio nacional selecciona y difunde notas que respaldan una ideología intervencionista.

CrHoy

Xenofobia

Apelar a estereotipos para lograr una mayor exposición mediática es una práctica sensacionalista que fomenta y da pretextos a la ignorancia para perpetuarse en el lector. Con la noticia de los atentados terroristas en Francia aún en los titulares, CrHoy lanza una campaña “informativa” sobre el caso de 5 sirios detenidos en Honduras y el de una mujer de la misma nacionalidad en San José.

La cobertura que el medio decide darle a estas noticias se excede de lo que normalmente se reporta cuando ocurren casos de inmigrantes ilegales. Esto despierta una ansiedad en el lector que termina convirtiéndose en la xenófoba posibilidad de que, por ser sirios, podrían ser terroristas.

A continuación, podemos ver las 14 notas que se sacaron en un periodo de 2 días y las etiquetas que usaron para categorizar algunas de esas: Ver notas

Aunque ninguno de los autores de los atentados en París eran sirios, el diario encuentra prudente agrupar a más de la mitad de sus notas por medio de las etiquetas “Atentados En París” y otras con “Estado Islámico”.  Para el lector casual, esto puede significar una correlación directa entre los atentados terroristas y los sirios detenidos. Y como si las etiquetas antes mencionadas no fueran suficiente, también colocan dentro del artículo “6 cosas que usted debe saber hoy sobre los atentados en París” dos enlaces que leen de la siguiente manera:

  • LEA: Sirios detenidos en Honduras estuvieron 6 días en Costa Rica
  • LEA: Migración y DIS manejan con hermetismo paso ilegal de sirios

La xenofobia solapada de CrHoy funciona de la siguiente manera: “No estamos diciendo que estos sirios sean terroristas… pero sí los relacionamos con los atentados en París y con el Estado Islámico”.

En perspectiva

Los ejemplos anteriores se podrían multiplicar, por lo que no es de extrañarse que hasta nuestro presidente tenga una visión distorsionada cuando se habla de refugiados sirios.

“Cualquier grupo de personas que vengan de Siria, no encontrarían en Costa Rica ni el cobijo sociológico, ni el cobijo religioso ni el cobijo cultural que requieren para hacer una vida normal”
Luis Guillermo Solís

Ese periodismo que practican nuestros principales medios ha dejado huella en nuestra población. Ha creado una audiencia que interpreta de manera sesgada los derechos humanos y apoya guerras de agresión. Es nuestro deber exigirle a esos medios de comunicación que asuman su responsabilidad por informar de manera verídica.  El manejo irresponsable, parcializado y xenófobo puede traer consecuencias violentas e influenciar la creación de políticas discriminatorias.

Share This: