Revista Vacío brinda el espacio de derecho a la respuesta a María Alexandra Alvarez respecto al artículo “Los cuestionamientos a la FEUCR por manejo presupuestario“.

 

Mi nombre es María Alexandra Álvarez Arias, como ciudadana costarricense y al verse afectada mi integridad al exponer información sensible y parcializada sobre mi persona en el artículo llamado “LOS CUESTIONAMIENTOS A LA FEUCR POR MANEJO PRESUPUESTARIO”, publicado el jueves 28 de abril del 2017 en su medio de comunicación “Revista Vacío”, por el comunicador Manuel Mojica, deseo ejercer mi derecho de respuesta de acuerdo con el artículo 69 de la Ley de Jurisdicción Constitucional de Costa Rica, derivado del artículo 29 de la Constitución Política y plasmado de forma expresa en el artículo 14 de la Convención Americana de Derechos Humanos.

Primero, en el párrafo 10 del artículo difundido por dicha revista, se afirma que “se registran giros de dinero realizados a miembros del Directorio y que benefician directamente a las personas militantes de su partido”. Cabe aclarar que nunca he sido parte del Directorio de la FEUCR, y en el momento de la ayuda (17 de agosto del 2015) no era militante del partido Alternativa.

A continuación, detallo la coyuntura y el procedimiento que seguí para realizar la solicitud de la ayuda, la cual cabe recalcar, ampara a todos los estudiantes cuya situación personal lo amerite:

a- En el 2015 cursaba únicamente la carrera de Comunicación Colectiva. Al ingresar a la UCR, inicié el procedimiento respectivo ante la Oficina de Becas y Atención Socioeconómica, con el fin de obtener la categoría máxima de beca. No obstante, se me asignó la categoría 3, la cual sólo contempla un subsidio en el pago de la matrícula. Ante esta situación, apelé la resolución dos veces, siendo el resultado emitido el 12 de mayo del 2015, un aumento de un grado en la categoría (ahora 4). Como se muestra en el Resultado de Estudio del Recurso de la Comisión Asesora de Becas de la Sede Rodrigo Facio que a continuación adjunto.

b- En el segundo semestre de dicho año, tuve un problema con la beca. Cuando se dio la entrega de agosto, fui a retirar el dinero para pagar el apartamento, sin embargo el dinero no había sido depositado, por lo que me dirigí a la oficina de becas a consultar el motivo. Se me comunica que el problema se dio a causa de que no hice la aplicación de reubicación geográfica en el proceso de matrícula para el segundo semestre, trámite que desconocía debido a que no tuve esa categoría de beca desde el inicio de clases. Asimismo, se me comunica que la puedo hacer en ese momento, pero el dinero del actual mes no se iba a depositar.

c- Decidí ir a la FEUCR para ver si sabían cómo podía proceder para resolver esta problemática. En la Federación me ayudaron a darle forma al Oficio FEUCR- 686-2015 que enviamos a la Oficina de Becas y Atención Socioeconómica el día 13 de agosto del 2015, dirigida a M.A.B Anabelle León Chinchilla, jefa de la Oficina de Becas y Atención Socioeconómica. Este documento se adjunta a continuación y donde se explicaba mi situación.

d- En la FEUCR me hacen la aclaración de que en estos casos es muy difícil que se me deposite el dinero, pues no se puede alegar ignorancia o desconocimiento del reglamento, en este caso el reglamento de Becas.

e- Por lo que a manera de buscar una vía para solucionar mi problema, se me explica que en la FEUCR existe un fondo para casos como este, en el que si el estudiantado necesita ayuda puede optar por la misma. Luego de recibir esta información hablé con los encargados del Fondo y expliqué mi situación. Se me comunica que por la época del año el Fondo no cuenta con muchos recursos económicos, por lo que resuelven darme ₡50.000 el día 17 de agosto del 2015, como bien lo dice la declaración jurada que hice, con el fin de ajustar el pago del mes de alquiler que ya llevaba aproximadamente 17 días de atraso. Dinero que utilicé para dicho fin.

En el párrafo 22, Yordan Vargas dice que el dinero entregado fue para una competencia internacional, situación que efectivamente no fue así. Yo asistí a la IX Competencia Internacional de Arbitraje Comercial que se realizó en Uruguay en el 2016 representando a la Universidad de Costa Rica, año en el que cursaba mi primer año de Derecho. Yordan sabía de mi participación en esa competencia y del problema de fondos que tuvo la Universidad, por lo cual nuestro equipo no recibió ayuda económica por parte de la misma para realizar el viaje. Debido a esta situación procedimos a recaudar fondos por otros medios. Es por esto que, al calor de la pregunta, Yordan relacionó la ayuda con este motivo.

En el procedimiento que realicé para solicitar la ayuda no se encuentra ninguna irregularidad. Formo parte de la comunidad estudiantil y es un derecho que podía ejercer a raíz de que en su momento necesitaba la ayuda. Asimismo, la declaración jurada que hice fue aprobada por la Contraloría Estudiantil y la Contraloría Universitaria.

En lo personal, me encuentro muy afectada por la manera en la que su medio de comunicación Vacío y el redactor del artículo Manuel Mojica han tratado la información, la cual es sensible hacia mi persona. En el artículo se puede observar imágenes de mi firma, carné universitario, fotocopia de la cédula y se insinúa “inocentemente” que no hay transparencia al brindar esta información, apelando a falacias ad hominem. Lo menciono porque no recibí ninguna llamada o comunicación para aclarar la situación antes de que esta fuese publicada, por lo que a nivel de investigación periodística, al ser mi persona una involucrada directa, esta es una irresponsabilidad. Apelo a que traten con más profesionalismo temas como éste, donde no sólo se puede ver afectada la integridad de una persona, sino la de una familia.

 

Atentamente
María Alexandra Álvarez Arias
alexandra1-13@hotmail.com

Share This: