Fuerte y segura de sí misma. Nakury, una de las exponentes del hip hop más reconocidas de Costa Rica habló con Vacío sobre su nuevo vídeo y sobre el poder del feminismo y la colaboración. 

El nombre de Nakury no es nuevo dentro de la escena del rap tico. Sin embargo, desde hace unos años, su nombre viene agarrando cada vez más fuerza dentro y fuera del país. Es más, el lanzamiento y promoción de su primer disco, Rima que ilumina, a finales del 2014 y sus sólidas colaboraciones (como Rap Tico Cypher y ese hermoso cover de Jeanette con Señorita Abril como menciones honoríficas) durante el año pasado dejaron muy clara su presencia.

El momentum que va adquiriendo su carrera de rapera toma aún más fuerza este 2016 ya que se asoma el lanzamiento del vídeo “Fiesta familiar” y una gira por Centroamérica junto a otras cuatro exponentes latinoamericanas. Lejos de limitarse a una sola escena, la rapera colaboró durante el 2015 con muchísimos artistas para así dejar en claro que lo de ella, en este momento, es expandir la escena, dar a conocer su su mensaje y ampliar sus límites musicales.

El primer esfuerzo en lanzarse es el vídeo, el cual está previsto para lanzarse el 23 de enero y fue producido por BangBangBang (Valeria Miranda y Andrea Alfaro, parte del staff de Revista Vacío). Este proyecto en particular implicó un esfuerzo en conjunto durante casi más de un año. “La idea principal”, dice Nakury, “fue hacer específicamente esa canción. Ya que se contó con un presupuesto pequeño, las chicas (Valeria y Andrea) hicieron un trabajo de convencimiento con todo el mundo.”

El crew, que terminó siendo de unas 25 personas, contó con las colaboraciones de Kevin León (SUPER Legítimo), Isabel Martha (Passiflora), El Armario, Felipe Pérez (424) y muchos otros artistas que aportaron al resultado final. “Y un poco para atar con el título del vídeo, la vara se volvió como una familia. Había camaradería entre nosotros y las personas que lo produjeron.”

La idea no es lanzar el vídeo y que ahí quede, sino generar una estrategia organizada: una campaña de expectativa, lanzamiento y difusión en redes sociales que involucra todo tipo de plataformas – desde iTunes hasta Spotify. “Fiesta familiar” no pretende quedarse en el lanzamiento del vídeo en sí, sino ir más allá.

El objetivo es presentar un vídeo sólido en cuanto a producción y difusión, y así convertirse en un referente para la escena del hip hop local. ¿Ambicioso? Claro, pero la idea es esa: ir empujando las barreras de forma colectiva. “Contamos con la ayuda de Boombit Studio, quienes se encargaron de montar la estrategia digital en un par de días. Era un crew súper bueno y que trabajaron con mucho amor.”

Poco después del lanzamiento, Nakury, junto a cuatro raperas latinoamericanas: Rebeca Lane (Guatemala), Nativa (Costa Rica), Garee (Venezuela) y Audry Funk (México) se van en una gira de dos meses por Centroamérica y México. La gira llamada “Somos guerreras” no sólo pretende difundir el hip hop femenino centroamericano, sino generar material para un futuro documental.

“Nosotras nos conocemos desde hace un tiempo y pensamos que era una buena oportunidad para hacer algo juntas. Pensamos que nosotras como artistas podemos hacer una propuesta mucho más variada y no nos resignamos a la estructura pop. Además, como también somos documentalistas, el documental se centra trabajo de la mujer en el hip hop centroamericano y cómo este se convierte en una fuente de lucha social en muchos espacios.”

“Fiesta familiar” muestra a “Las más buscadas crew”, Crypy, Felipe Pérez, Huba y más.

La palabra “equipo”, “familia” y “juntos” suenan fuerte en el discurso de Nakury, y esto dice mucho de cómo ella percibe el trabajo artístico. Aunque se sea solista, todo esfuerzo requiere un trabajo en equipo, un trabajo en familia. Uso “familia” porque en algún momento escuché a una persona decir que uno tiene dos familias: la familia con la que uno nace, y la que uno elige – los cuales son personas que uno escogió por empatía, intereses o experiencias.

Para la rapera Nakury, la familia (y puede ser cualquiera de los dos tipos) nos da suficiente espacio para sentirnos cómodos, expresarnos y bueno, ser… nosotros. Y más allá de dar un sentido de identidad, es el sentimiento de camaradería de una familia lo que ayuda a que tanto el grupo (y la persona) avancen.

Esto es completamente diferente a lo que se acostumbra en el hip hop como cultura.  El territorio, el poder y la necesidad de ser el mejor es, en muchos casos, la norma. Y para aquellos que puedan creer que esta noción es un poco exagerada, pueden sentarse a escuchar el (infame) verso de Kendrick Lamar en Control: “I got love for y’all, but I’m tryna murder you niggas”. La espina dorsal del hip hop está llena de una competitividad agresiva que pocos comparten.

Nakury1

Imagen promocional del vídeo “Fiesta familiar”.

Para Nakury, sin embargo, la fuerza no está en el individuo, sino en la unión y más específicamente en la unión feminista. “El feminismo ha sido la única manera en la que hemos podido tener auge. Son los hombres los que tienden a darle espacios a los hombres. Entonces, lo que tenemos que hacer es crear nuestros propios espacios y trascender.”

Claro, no ha sido fácil. Ha sido una lucha constante y de día a día. “Lo que pasa es que los hombres promueven un estándar de rap que a nosotras no nos interesa. Es un estándar mucho más violento. Los maes, entre ellos mismos, se hacen tiradera. Nosotras, nuestra propuesta feminista es esa: llevémonos bien, trabajemos juntas y que los demás se inspiren viendo. Sororidad, eso es lo que hacemos.”

A pesar de su crítica, Nakury no ve problemática la colaboración con su escena, en especial los raperos. “Me veo como una infiltrada.  Si no hay mujeres en esos espacios, la gente va a pensar que no hay chicas que rapean. Yo me pongo ahí para que haya un punto de comparación.” Sin embargo, admite que no está necesariamente comprometida con una sola línea artística. Le gusta flotar entre el ámbito de lo conocido y desconocido, buscando espacios en donde la gente se sienta identificada con las letras y donde su mensaje pueda calar con la misma fuerza.

“Las más buscadas” crew en “Fiesta familiar”.

Con más de diez años en la escena, primero como b-girl y luego como rapera, ella entiende el papel tan importante que juega la escena en sí en la producción de cualquier artista.  Si bien es crítica, ella ve en el rap tico una escena que ha crecido muchísimo en el último año y que tiene la posibilidad de expandirse aún más.  Hay más campo para crecer y menos posibilidad de caer en clichés o trampas para adquirir más oyentes y fanáticos. “En parte estamos en una mejor posición. Podemos decir lo que queramos sin limitarnos a una gran disquera. Por eso, nuestra música tiene muchísimo más contenido artístico que en Estados Unidos.”

Nakury es verdaderamente ella misma: una mujer que no le teme a la colaboración, al intercambio de ideas y que entiende que una carrera como solista no significa dejar de lado al grupo y a la familia a la que uno se siente cercano. La maravilla de las fiestas familiares, dice ella, es que son las únicas en las que uno verdaderamente la pasa bien.

 

Créditos

Material fotográfico y afiches de BANGBANGBANG. 

Share This: