Aunque Tony no es el creador de Ultron en los cómics, ya tiene el mal hábito de crear a sus enemigos en películas previas. Por las cualidades que comparten, Ultron es quizá el mejor ejemplo.

Las películas de superhéroes a menudo luchan contra el estereotipo de ser sólo un despliegue de efectos especiales y escenas de acción. Si bien no puede negarse que dependen bastante de estos elementos, todas tienen un interesante juego de símbolos y referencias; Avengers: Age of Ultron no es la excepción. 

En esta película, Tony Stark, manipulado por los poderes psíquicos de Wanda Maximoff, usa el cetro de Loki para crear a Ultron, una inteligencia artificial diseñada para preservar a la humanidad pero que realmente planea destruirla y reemplazarla con sus propias creaciones. Se puede empezar con una diferencia importante entre la película y el cómic: en los cómics el creador de Ultron es Hank Pym (Ant-man), mientras que en la película Tony Stark (Ironman) y Bruce Banner (Hulk) llenan el puesto.

El cambio se justificó de muchas formas, una de ellas que Tony era un personaje mejor desarrollado (ya tenía tres películas en ese momento), mientras que Pym no había aparecido en ninguna película aún y colocarlo en Age of Ultron no hubiera permitido desarrollar bien al personaje. Quizá el cambio no fue la “decisión correcta” pero definitivamente se le sacó provecho.

 Si se considera a los nuevos creadores de Ultron, Stark y Banner, se pueden distinguir elementos muy interesantes en la historia. Tony ya tiene una mala racha de “crear” a sus enemigos en las películas de Ironman. En la primera película, Tony es responsable de la tecnología que Obadiah Stane usará en su contra y, por si fuera poco, el corazón de Stark sirve a su opositor como fuente de poder. Un proceso similar, pero menos elegante, se repite en la segunda película. Ivan Vanko usa la misma tecnología base que Stark y las modificaciones que le hace al traje fueron sugeridas por Tony. En la tercera película, el Mandarín es más complicado. Por cuestiones de espacio, basta decir que al inicio de la película el mismo Stark adelanta a la audiencia que se enfrentará a demonios que él mismo creó. Tony nunca está peleando contra Stane o Vanko sino contra sí mismo. El caso de Banner es mucho más evidente, Bruce ya había creado a su propio monstruo (Hulk) y siempre lo anda a cuestas. No es coincidencia que participe en la creación de este otro monstruo.

ultron-medium-2

Antes de continuar hay que definir prioridades. La película claramente establece que la creación es trabajo conjunto de Stark y Banner, pero Ultron solo  reconoce a Stark como su creador. Esto lo une a la tradición de villanos de Ironman que son derivados de Tony, pero de una manera mucho más elaborada. Ultron funciona como un espejo distorsionado, mostrando el potencial malvado de Tony desde los aspectos más esenciales de su personalidad.

Ultron nace de la preocupación de Tony por proteger el mundo, exagerada por los poderes de Wanda Maximoff. Además, según la misma Wanda, Ultron es incapaz de distinguir entre protección y destrucción porque Stark tampoco puede hacerlo. Wanda puede tener una opinión parcial, pero el conflicto entre destrucción y preservación existe en Tony y se ha elaborado en las películas de Ironman.

Stark quiere usar su tecnología para proteger pero esta llega a manos de aquellos que la quieren usar para destruir, o en casos más complejos, como el de Ultron, en su esfuerzo por crear paz Tony crea medios de destrucción. Finalmente, cuando Ultron da cuenta de su misión lo hace con frases del mismo Stark: “Paz en nuestro tiempo” y “Veo un escudo de hierro alrededor del mundo”.

Sin embargo, como Ultron es una distorsión de Tony, tiene una visión mucho más cínica del mundo. Ultron ve que es imposible preservar a los humanos y decide reemplazarlos con seres que no luchen por su autodestrucción. Este elemento parece estar inspirado en Yo Robot, de Isaac Asimov, donde las leyes de la robótica llevan a los robots a tomar control de la humanidad para su propia protección. Las ideas de Ultrón también hacen eco en las de Charles Darwin sobre la evolución de las especies. Ultron sugiere que los seres mejor adaptados al cambio son los que sobreviven. Dado que la humanidad es incapaz de adaptarse, debe extinguirse y dar paso a seres más aptos. La figura con la que se acompaña estas ideas es el meteoro y la extinción de los dinosaurios.

Pero esta obsesión de Ultron por la evolución viene de una ansiedad que aparece en numerosos mitos e historias, la ansiedad del creador por verse amenazado por su creación. La historia de Ultron tiene mucho del Frankenstein de Mary Shelley, pero no trata solo de esa novela, las historias de conflicto entre creación y creador abundan y a menudo apuntan en la misma dirección, la ansiedad mutua entre creador y creación, el miedo a ser desafiado, destruido o abandonado. Este fenómeno es claro en Stark, quien siempre crea sus propios demonios; y en Ultron, el cual siente el impulso por descartar a su creador y establecer un mundo poblado por sus creaciones que, al ser todos “él”, no participan en el círculo creación-creador.

ultron-medium

Volviendo al inicio, quizá Stark no fue la “mejor elección” pero en definitiva, está bien justificada por las películas de Ironman, donde se lo ha visto luchando contra sus “productos”. Esto ayuda a establecer un buen conflicto en la Age of Ultron donde la creación retiene algo del sabor original del cómic, el desprecio por el creador, al mismo tiempo que le da a Tony su mejor contraparte hasta ahora.   

Share This: