The Big Bang Theory se ha consolidado como una de las series más exitosas de los últimos años y nos ha demostrado por qué los geeks no son tan raros. (Bazzinga!)

La idea básica parece muy sencilla: una linda chica rubia se muda a un apartamento frente a un par de tipos que parecen saber todo sobre ciencia y cultura(s) geek, pero no sobre cómo socializar. Esta receta para el desastre es ideal para producir un sitcom que se dirige a uno de los grupos más fieles y más difícil de complacer: los nerds y los geeks.

Sin embargo, muchas situaciones y momentos hacen dudar si los geeks y los nerds son efectivamente el público que busca esta comedia estadounidense. Más allá de esto, la comedia se ha estancado en ciertos chistes que no sólo ya no son tan graciosos sino que incluso, si se piensa bien, rayan (y traspasan) en lo ofensivo por los estereotipos de los que abusa la serie.

A pesar de eso, es difícil criticar a The Big Bang Theory porque, al ser una comedia, podría creerse que los chistes no son más que eso, y que no tomárselo como una broma es sólo falta de sentido del humor. Sin embargo,no se debe perder de vista lo que estos estereotipos dicen sobre nuestra cultura y sobre la aceptación de estos personajes.

Nerdy es el nuevo sexy

No se puede negar que es en parte gracias a The Big Bang Theory que auto-identificarse como un nerd/geek pasó de ser una especie de clóset a una moda que casi nadie quiere perderse. Al parecer, una comedia puede ayudar mucho a que se visibilice y se acepte con más facilidad a esos a quienes sólo solía tachárseles de bichos raros. Pero, ¿esto es lo que representa Big Bang Theory?

the-big-bang-theory_198814-2

Lo primero que habría que preguntarse es si ser un nerd y ser un geek es lo mismo. La diferencia básica entre un geek y un nerd se marca muchísimo en la serie con una división entre hombres y mujeres. Por un lado, Amy y Bernadette son sólo nerds porque son científicas sin ningún pasatiempo al nivel de lo que hacen sus amigos/novios.

Por el otro, Sheldon, Howard, Leonard y Raj son científicos que además son geeks porque tiene múltiples pasatiempos y aficiones que los “obsesionan”. De hecho, mucho de los chistes giran alrededor de los raros que son estos hombres desadaptados sociales que invierten una cantidad importante de su dinero en cosas “infantiles” como cómics, juegos de video, disfraces para hacer cosplay, convenciones, juguetes, y un largo etcétera.

En un inicio, la medida de normalidad es Penny, típica rubia “tonta” que quiere ser actriz. Ella se encarga de guiar cómo los personajes se “normalizan”, se vuelven un poco menos ineptos socialmente y “hasta consiguen novia”. Todo esto sazonado con capítulos donde se introducen elementos de cultura geek como Dungeons and Dragons, Star Trek, Star Wars, superhéroes, entre otros.

Casualmente, alrededor de todas estas temporadas los fans, viejos y nuevos, han tenido el renacer de Marvel, el relanzamiento de Star Wars, el reboot de Star Trek y muchos otros eventos geeks para aprovechar la ocasión. Antes era solo Sheldon, pero ahora “todos” nos hemos vuelto un poquito geeks…

Sin embargo, nueve temporadas después, nos seguimos riendo de lo desadaptados que son estos geeks. Es incluso contradictorio, por ejemplo, por qué Penny se casó con Leonard, pero sigue mofándose de sus aficiones. Más aún, parece perfectamente normal que todos los personajes (Penny incluída) se peleen durante la premiere de Game of Thrones, pero Penny sigue sin ser catalogada como geek.

Otro punto esencial es que The Big Bang Theory ha tenido fallos épicos de asesoramiento sobre la cultura geek. En general, suelen ser muy cuidadosos con los datos científicos, pero a veces es muy obvio que ni sus productores, ni escritores ni actores son geeks. Sí, hay muchos geeks que suelen ser muy apasionados sobre shows de televisión, películas, juegos de video, juegos de rol, juegos de mesa, juguetes y etc. ¿Pero todo al mismo tiempo?

¿A qué hora tienen tiempo los chicos de la serie para hacer investigación científica, trabajar, ir al supermercado o al baño? Otro problema es cuando no se cuidan lo suficiente sobre los datos geeks, como si fuera menos importante que equivocarse con datos científicos. Si tienen asesoría con los datos que sólo una parte de su audiencia entiende bien, ¿por qué no se cuidan con lo otro?

Como ejemplo rápido, en la temporada 4 a Sheldon le hackean su cuenta de WoW y le roban algunos objetos. El problema no es que la situación no es posible, si no que si ya llegan al punto de basar toda la trama del episodio en una situación tan específica ¿porque no lo investigan correctamente? Cualquier jugador de WoW se puede dar cuenta que los objetos robados no existen en este juego.  Entonces, no sólo se pierde la gracia del chiste si no también el respeto por la comunidad de fans que incluyeron a la carrera, sin buena investigación.

La “normalización” de los geeks

La burla es generalizada pero también temática. Howard solía ser el raro inapropiado que acosaba a las mujeres; Sheldon, el raro que detestaba el contacto social; Leonard, el geek más o menos adaptado que igual no tenía suerte con las mujeres; y Raj, el que parecía demasiado “afeminado” para no ser gay. Cada uno de estos personajes masculinos cumplía una versión del estereotipo del “freak”/ “geek”, ese desadaptado social que nunca iba a salir del sótano de la casa de su madre.

LOS ANGELES - MARCH 25: "The Relationship Diremption" -- Sheldon faces a personal crisis after deciding he's wasting his time with string theory, on THE BIG BANG THEORY, Thursday, April 10 (8:00-8:31 PM, ET/PT) on the CBS Television Network. Pictured left to right: Johnny Galecki, Kunal Nayyar, Simon Helberg and Jim Parsons. (Photo by Sonja Flemming/CBS via Getty Images)

Todas estas características solían tener su chiste recurrente hasta que el pie chueco encontró su zapato torcido, por así decirlo.  Es decir, estos tipos raros encontraron novia. Y luego el chiste continua, pero ahora ellos “se van arreglando”. Incluso Sheldon, que parecía que no tenía ningún interés en esa situación, consiguió a Amy Farah Fowler.

Las situaciones entonces giran en cómo Howard se decide por una verdadera relación con Bernadette por encima de sus fantasías eróticas con personajes femeninos de ciencia ficción; o Sheldon deja de ir a la premiere del nuevo episodio de Star Wars para pasar el cumpleaños de Amy con ella.

Después de muchas temporadas, incluso Raj resultó no ser gay. Es más, su camino hacia la normalización se dio por medio de Lucy, una chica con el triple de ansiedad social que él. Tras el fracaso con ella, Raj consiguió hablar con las mujeres sin tomar alcohol y empezó una relación con Emily… Se ha vuelto tan “normal” que ahora incluso tiene una relación con Emily y con otra chica, Claire.

De repente, ser normal para la serie es la capacidad de los personajes masculinos de lograr tener una relación heterosexual. Aún mejor, de repente es una señal de progreso que el personaje que no podía hablar con las chicas por su excesiva ansiedad pueda tener una relación con dos mujeres al mismo tiempo. Entonces la aceptación por los geeks no es tal, sino que se espera a que tenga novia, y luego se casen, y luego tengan hijos…

Con este modelo, se vuelve claro que no se trata de aceptarlos sino que ellos se adapten a una idea de “normalidad”.  Lo geek, en este caso, no es más que un telón de fondo que usa decoraciones alusivas para hacer burla y luego, lentamente, demostrar cómo hasta un genio, asexuado, y completamente incapaz de relacionarse con los demás puede querer casarse con una chica.

Entonces, la solución para que estos personajes puedan ser felices no es que la sociedad los acepte o los entienda mejor. La solución y el enfoque de la serie son estas relaciones con las que ellos reciben un poco de “realidad” y así dejar de vivir en las fantasías de sus aficiones. Finalmente, el problema que tiene ahora The Big Bang Theory no es cómo llevar adelante las relaciones amorosas de sus cuatro protagonistas, sino cómo sacarlos de los estereotipos de los geeks/nerds ineptos que “no pueden ser felices a menos que sean como los demás”.

 

Share This: