Tras la excelente primera temporada de Stranger Things, José y Javier se ponen al día con la segunda. Vienen Spoilers!

La primera temporada de Stranger Things nos trajo un sentimiento de nostalgia por los 80´s que fue impresionante. Es una serie refrescante que salió de la nada, llena de personajes entrañables con una historia fascinante y, a la vez, llena de suspenso que nos dejó ganas de más. Netflix por fin nos trajo su segunda entrega que Javier y yo ya pudimos sacar el tiempo para verla. He aquí algunas observaciones.

Viejos conocidos

A menudo vemos películas y series que reciclan la mismas tomas una y otra vez. Claro, uno entiende desde el punto de vista de producción, ¿por qué hacer tomas diferentes si es solo el exterior de la escuela o el plano general de un laboratorio? pero el hecho es que si está técnica no se usa bien cae en la monotonía y da una sensación de descuido. Creo que por eso aprecio que Stranger Things 2 se tomara la molestia de retomar ciertas tomas de la temporada pasada y jugar con nuestros recuerdos de ellas.

Mi favorita por mucho sería Joyce Byers buscando a Will en la mañana de Halloween para dar con la interrogante clave de la temporada pasada ¿dónde está Will? Me encanta esta escena porque es una copia al carbón del punto de partida de la temporada anterior y lo sabe.

La música cambia cuando Joyce encuentra el cuarto vacío y toma un aire tenso, como si algo no estuviera bien. Los diálogos entre Joyce y Jonathan son un eco del primer episodio de la temporada 1 y nos llevan a ese horrible momento en que la ausencia de Will se hizo manifiesta. Pero quizá el mejor detalle es que al final todo está bien, Will estaba en el baño.

El detalle brillante es como una sencilla repetición juega con la información que ya tenemos para provocar expectativa. Sabemos que Will está mal desde que regresó de The Upside down. Sabemos que está misma escena fue la antesala del desastre la vez pasada. Creemos que, como todo está fluyendo igual a la vez pasada, algo horrible volverá a ocurrir. Finalmente, no.

Nada malo ocurre en ese momento. El desenlace anticlimáticamente normal en una serie con un gusto por lo anormal es una bonita manera de relacionarse con los que estamos viendo la serie. Nos hace sentir en un lugar conocido y para luego variar solo un poco. No es un mecanismo original y único, no se trata de eso, simplemente está bien puesto. 

Ampliación del Mundo

En la temporada pasada todo se desarrolló en Hawkins, Indiana, realmente no conocíamos más allá, solo sabíamos que había un conflicto entre USA y URSS, por ello el deseo del gobierno estadounidense por conseguir información de sus enemigos, los soviéticos; sabemos que hubo, por lo menos, otros 10 sujetos de prueba además de Eleven, todo era un misterio.

En esta nueva temporada el mundo se agranda, lo cual, a los fans, nos encanta. Ahora podemos ver más allá de Hawkins, y al terminar el último episodio no tenemos más que muchas preguntas.

Primero nos introducen a Kali, quien es la sujeto número 8 con la habilidad de hacer que la gente vea lo que ella quiera que vean, Kali está en Pittsburg con un grupo de “desadaptados” vengándose de todos aquellos que la lastimaron en el Laboratorio Nacional de Hawkins.

Lamentablemente su introducción en la trama se sintió más un relleno, fue algo corta y sin gran relevancia, sólo sirvió para darnos a conocer que el Dr. Brenner parece que aún está vivo, o sea, que sobrevivió al ataque del Demogorgon, y que Eleven se diera cuenta que su lugar es en Hawkins con sus amigos. Esperemos ver que será de ella en la próxima temporada.

A lo anterior tenemos otras preguntas, si Dr. Brenner sobrevivió al Demogorgon ¿será que tiene alguna conexión con el “Mundo al revés”?, y también el Dr. Owens, quien reemplaza de Brenner en el Laboratorio, sobrevivió a los Demodogs estando desarmado ¿Será que él también tenga algo que esté ocultando?, parece ser alguien bueno, pero aún no podemos estar seguros de eso, pues se comportaba de manera sospechosa al monitorear a los demás personajes, no sé ustedes pero me es muy sospechoso.

También vimos como Hooper y Dustin son atacados por flores en el “Mundo al revés”, ¿será que están infectados con algo y que a través de ellos esa gran criatura trate de atacarlos en la tercera temporada? Recordemos que Will fue quien trajo dentro de su cuerpo por lo menos una de las larvas que se transformaban de Demodogs.

Estas son solo algunas de los detalles que amplían esta historia tan fascinante, y por último tengo un par de preguntas sin resolver, ¿Será que Dart sigue vivo por ahí y lo veamos en la siguiente temporada?, ¿Qué rayos pasó con la tortuga de Dustin? Fijo nadie se ha puesto a pensar qué pasó con ella, desalmados…

Toda la vida es D&D

Siempre me ha gustado Dustin con todas sus peculiaridades, como corregir a Lucas en la primera temporada cuando dijo que Mirkwood era del Señor de los Anillos a pesar de que estaban siendo interrogados por la policía y el detalle era insignificante. Así que entenderán si puse mucha atención cuando Lucas corrigió a Dustin en esta temporada con un detalle igualmente insignificante… mejor dicho, aparentemente insignificante.

¿Por qué tomarse la molestia de escuchar sobre monstruos de D&D cuando un monstruo real acecha el pueblo (y potencialmente el planeta entero)? Porque D&D es la mejor analogía para comprender al monstruo real. Y de repente todo Stranger Things tomó perspectiva. No solo las parte más claras como que Elle usa la miniatura de Demogorgon para contextualizar al monstruo, o que Dustin usa Vale of Shadows para explicar The Upside Down, o que la partida contra Thessalhydra al final de la primera temporada anticipa al monstruo antagonista de la segunda; sino todo Stranger Things como historia.

Todos los eventos están teñidos de los contrastes en un juego de D&D. Véanlo así, en Stranger Things existen dos mundos, el mundo real y The Upside down, el segundo es una imagen distorsionada del primero. Solo eso es suficiente para empezar a pensar en D&D donde un segundo mundo se abre ante nosotros, un mundo con muchas semejanzas al real pero lleno de magia y monstruos.

La forma en que la vida cotidiana de los protagonistas se mezcla con monstruos transdimensionales recuerda como jugadores se sientan a la mesa y se dejan atrapar por la fantasía de ser héroes luchando contra monstruos. No es coincidencia que los conceptos de D&D den cuenta de la rareza ocurriendo en Hawkins, tampoco es una decisión solamente estética, es un guiño a que ese contraste entre dos mundos ya existe, solo que de forma diferente. Me interesa ver qué seguimiento le darán a D&D como metáfora dominante en Stranger Things.

Papá, ¿Qué pitos tocan?

Una de las cosas que más me gustan de esta serie es la representación fiel de la realidad social del momento, ver cada papá y como su forma de ser afecta a cada una de las familias es un punto interesante.

Iniciemos por el papá de Mike y Nancy, Ted Wheeler, un hombre que, como su misma hija lo llega a expresar, no ama a su esposa y se casó con ella solo por el mero hecho de satisfacer la idea de una familia perfecta. Es un personaje que cumple con todo lo que la sociedad -el gobierno- le pide como cabeza de un núcleo familiar, pero no presta atención adecuada de toda su familia, solo lee el periódico y se sienta en el sillón a la espera de ser atendido al mejor estilo de Paco y Lola, este comportamiento desinteresado por cómo está su familia se lo devuelven a él y parece casi no importarle.

(Nuestros hijos no viven más aquí. ¿No sabías eso?)

Por el lado de la familia de Lucas tenemos a Mr. Sinclair, ha salido poco, pero vemos que repite el mismo patrón de leer el periódico, más si demuestra un mayor interés por su familia, en especial por complacer a su esposa, sobre todo cuando su hijo Lucas le pide consejos sobre mujeres y este le respondo: “Tu mamá nunca se equivoca”.

(Primero me disculpo. Entonces le consigo a tu madre lo que ella quiera)

También está Neil Hargrove, padre de Billy y padrastro de Max, él es un padre abusivo y con tendencias violentas, en especial con su hijo Billy, tratandolo de homosexual por el hecho de admirarse a sí mismo en el espejo y amenazandolo con golpearlo, es ahí donde vemos lágrimas salir de Billy, lo que nos demuestra que él no es tan fuerte como parece. Es gracias a este trato que Billy repite varias de estas actitudes abusivas con su hermanastra Max, con Lucas y con Steve, a quien ve como su rival.

Share This: