Over the Garden Wall nos sumerge en un mundo lleno de representaciones de la muerte y donde el diablo acecha.

A principios de noviembre de 2014, Cartoon Network nos presentó una miniserie de diez episodios llamada Over the Garden Wall. La serie es una maravilla; la animación es hermosa y la música cautivante… Pero estamos aquí para dedicarle tiempo al juego de símbolos que teje principalmente con la muerte y el antagonista llamado “La Bestia.”

Para proceder con Over the Garden Wall hay que empezar con la revelación del penúltimo episodio así que… sí, vienen spoilers. Al terminar el noveno episodio, Into the Unknown, se nos revela que los protagonistas, Wirt y Greg, se están ahogando en un lago mientras que los eventos de la serie toman lugar. Es decir, Wirt y Greg existen en dos lugares al mismo tiempo, uno “físico” en el que están muriendo y el mundo que vemos en la historia donde vagan por un bosque llamado “Lo Desconocido.”

Cuando nos damos cuenta de este detalle vale la pena volver a ver la serie con una mente más atenta a los pequeños detalles que se abren. Si Greg y Wirt están agonizando en su “mundo real” mientras simultáneamente vagan por el mundo de la historia, no es raro que este segundo mundo, el que solo existe mientras ellos agonizan, esté lleno de alegorías de la muerte.

Desde el primer episodio, el discurso fatalista de Wirt hace referencia a su situación, aunque él no parece darse cuenta: “Mi corazón herido reside en casa, en pedazos, desperdigado en el cementerio de mi amor perdido.” Durante el episodio nueve, Wirt ve a la chica que le gusta, Sara, en un cementerio y es demasiado cobarde para confesarle su amor.

Aún más específico, poco después en el mismo primer episodio Wirt dice: “A veces siento que soy un bote, sobre un río sinuoso, doblándome hacia un mar negro sin fin, alejándome de dónde quiero estar, quién quiero ser.” No solo esto, sino que al final del episodio Wirt y Greg escuchan la advertencia del leñador desde un riachuelo. “¡Cuídense de Lo Desconocido, teman a La Bestia, y salgan de este bosque… si pueden!”

Desde el capítulo dos, las referencias son menos específicas a la manera en que los hermanos están agonizando, pero no menos explícitas. En Pottsfield los Wirt y Greg se encuentran con un extraño grupo de aldeanos enmascarados que resultan ser esqueletos caminantes, los cuales les dicen que ellos “son muy jóvenes aún para unirse a nosotros”.

Al final del episodio, después de obligarlos a trabajar y darles un susto, los esqueletos invitan a los hermanos a quedarse en su pueblo. Wirt rechaza la invitación, a lo que el líder del pueblo solo dice calmadamente: “Oh bueno, te nos unirás algún día”. El tono jovial de la fiesta de la cosecha enmascara la inevitabilidad de la muerte.

Lo Desconocido representa todo aquello que está oculto para nuestros protagonistas. Por ejemplo, para Wirt adentrarse en lo desconocido es acercarse a la chica que le gusta y confesar sus sentimientos, tal como lo dice en el episodio nueve. Pero en un nivel más básico, el miedo a lo desconocido (o Lo Desconocido) puede destilarse como el miedo a la muerte, ya sea literal o figurada. Los niños entran al bosque cuando caen en peligro letal y solo logran salir tras enfrentarse a la oscuridad y a su dueño: La Bestia.

Desde el episodio ocho, en donde La Bestia le dice al leñador “solo existo yo, solo existe un camino, solo existe el bosque, y solo existe la rendición”, vemos que se compara al monstruo con el bosque. La bestia depende del aceite que sale de los árboles formados por los cuerpos de aquellos que se pierden en Lo Desconocido.

En el episodio ocho, cuando Greg está teniendo un sueño en el que asciende al cielo, vemos que Wirt se ha rendido a su destino y ahora agoniza, convirtiéndose lentamente en un árbol que alimentará la linterna.

La Bestia es un excelente símbolo y puede abordarse desde varios ángulos. Por un lado, si el bosque es Lo Desconocido, La Bestia puede ser la muerte acechando. Por otro lado, La Bestia podría estar haciendo referencia a algo menos material.

Wirt y Greg están en Lo Desconocido porque sus cuerpos están agonizando así que Lo Desconocido debe ser similar al Limbo, un plano de existencia intermedio entre la vida y la muerte. A lo largo de la serie, los hermanos reciben ayuda de un avecilla llamada Beatriz, mismo nombre de la guía de Dante en La Divina Comedia.

El nombre, La Bestia, podría referirse al Libro del Apocalipsis. Si tomamos a La Bestia como una representación del diablo las cosas empiezan a caer en su lugar. El diablo acecha a estos niños que han caído en su bosque, el bosque de la muerte. Para reclamarlos como suyos debe conseguir que abandonen toda esperanza.

Una vez que las víctimas de La Bestia ceden a la desesperación, pasan a convertirse en árboles de su bosque y alimentar la linterna – que a su vez alimenta a La Bestia. En breve, los niños pasarían a pertenecer a este bosque de la muerte como árboles propiedad del diablo… como en Dante.

En el Canto XIII de la Divina Comedia nos presenta el bosque de los suicidas. Aquí todos aquellos que acabaron su vida son árboles torturados por las harpías. Es cierto que Wirt y Greg no cometieron suicidio, cayeron en un lago accidentalmente, pero también es llamativo que para convertirse en árboles deben dejar de luchar y abandonarse voluntariamente. Este paralelo lleva a otro lugar interesante, ¿por qué árboles?

En Dante se habla de la degradación del humano. Las plantas son un orden “más bajo” que el ser humano. También se menciona una ironía en que quienes no cuidaron su cuerpo están amarrados a una variante indefensa de este. En Over the Garden Wall sin duda queda algo de indefensión en convertirse en árbol, ser talado por el leñador y alimentar a la bestia. Pero, más importante aún, está el echar raíces, amarrarse a esta tierra muerta.

En tan solo diez episodios, Over the Garden Wall nos sumerge en el miedo y la desesperación de estar perdido y sentirse acechado por un ser poderoso y maligno. El viaje de Wirt y Greg los lleva a enfrentarse con la terrible fragilidad de la vida, y la tentación de permanecer por siempre perdidos entre el bosque. Aún si al final logran escapar del limbo y volver a casa, la bestia aún acecha en lo profundo de Lo Desconocido.

Share This: