Cuando el gobierno de la Tierra es incompetente y corrupto, y los alienígenas amenazan con destruir nuestro hogar, solo un hombre exiliado por su gente y perseguido por la ley podrá hacerles frente. Tal vez su nombre no les resulte familiar, pero les puedo asegurar que han visto su huella si son fanáticos de la ciencia ficción, el animé, o hasta caricaturas.

Una leyenda, miles de historias

En 1977, Leiji Matsumoto publicó el primer capítulo de Captain Harlock, en donde contaba las aventuras de un pirata espacial que luchaba contra los gobiernos corruptos de la tierra, así como contra la amenaza de las “Amazonas” una raza de alienígenas que desean invadir nuestro planeta. El libro tuvo mucho éxito, por lo que fue adaptado a un animé del mismo nombre en 1978, y se consolidó como un clásico de la ciencia ficción en animé, así como una serie de culto para miles de fanáticos.

A través de los años la historia de Harlock se ha contado varias veces, con diferentes variaciones sobre la historia original. En 1982 la película Arcadia de mi juventud introdujo a Harlock como un joven piloto, y contó la historia de cómo obtuvo su nave invencible, la Arcadia. Esta adaptación cambió la historia de varios personajes, así como a los antagonistas de la serie original por una nueva raza de alienígenas, los “Illumidus”, que han conquistado la Tierra y consumido su recursos. Esta película lanzó una nueva serie de televisión, basada en el nuevo origen de la saga, que también fue un éxito.

Harlock se reinventó varias veces más en las siguientes décadas. Algunas adaptaciones sobresalientes son “Harlock Saga”, basada en Das Rheingold de Wagner, así como la película de animación por computadora “Space Pirate Captain Harlock”, de 2013. La gran mayoría de estas historias suponen ser nuevas versiones de Harlock y sus aventuras, y no una saga continua, por lo que son ideales para quienes tienen interés en conocer un poco sobre el pirata espacial sin tener que buscar la serie original para ponerse al día.

La sombra del pirata espacial

A pesar de su estatus como un clásico de culto entre los fans del anime y las space operas, Harlock no es tan reconocible a nivel global como otros íconos japoneses, pero eso no ha evitado que su influencia, sobre todo su estética, se viera referenciada directa e indirectamente en las producciones de otros artistas.

Dentro del mundo del anime Harlock ha sido parodiado en shows como Excel Saga por sus tintes románticos, su melodrama y heroísmo; pero tal vez su representación más interesante sea en otro clásico posterior: Cowboy Beebop. En esta serie de ciencia ficción de los noventas, el mercenario Spike Spiegel se enfrenta en varias ocasiones a su némesis, Vicious, un hombre cruel y violento que porta una espada y lleva en su hombro un pájaro extrañamente feo.

Vicious es un personaje misterioso y complejo dentro de la historia de Cowboy Beebop, pero a la vez es una mirada crítica a la figura del pirata espacial como un hombre consumido por la violencia, y no un héroe romántico. Vicious conserva mucho de la estética clásica que Harlock tomó de los piratas: un pájaro exótico en su hombro, una gran capa y una sable como su arma principal, aún en una época de rifles laser. Sin embargo su historia nos muestra que un mercenario desencantado con la decadencia de la tierra no se convierte en un redentor ni un símbolo de esperanza, sino que se obsesiona con sus épocas de gloria y con la emoción de la batalla, hasta el punto en que la lucha es un fin en sí mismo.

Mientras tanto en occidente no nos hemos quedado sin referencias, aunque sean ocasionales, a este épico personaje. El show de 2002 Megas XLR, producido por Cartoon Network, estaba fuertemente influenciado por animes de ciencia ficción, en especial “mechas” y space operas. El show presentó a un personaje llamado Capitán Warlock que, a pesar de lucir similar a Harlock, es un casanova vanidoso y egoista.

Más recientemente, la última temporada de Steven Universe nos mostró un lado muy distinto de Lars, quien apareció como capitán de su propia nave, una cicatriz sobre su ojo derecho, y una capa modelada tras la de Harlock. Hasta sus expansiones de calavera ayudaron a amarrar su look de pirata espacial.

Curiosamente, esta referencia más inocente resulta ser el homenaje más cercano a los ideales de Harlock. Lars se presenta como un capitán exiliado de la Tierra, que sin embargo lucha contra los alienígenas que quieren invadir su mundo junto a una tripulación de marginados de la sociedad que viven como una familia. A pesar de que Lars es inseguro y no lucha por la Tierra tanto como para volver a casa, me parece que la capa de Harlock le calza bien figuradamente.

A pesar de ser un héroe de culto, el Capitán Harlock es un personaje icónico e influyente en los ámbitos de la ciencia ficción y las óperas espaciales que ayudó a popularizar en los medios gráficos. Su estética se ha mantenido y refinado durante los años, mientras que sus ideales se han actualizado y cambiado a la luz de nuevas tendencias y de la madurez de su autor. Si tienen interés en leer sobre sus aventuras, les recomiendo “CapitánHarlock: Dimension Voyage”, que se estrenó el año pasado y aún está en emisión; una versión actualizada de la historia original, escrita por su autor pero con arte nuevo y una trama algo distinta.

Share This: