En Game of Thrones, la batalla por el Trono de Hierro se apoya en uno de los capítulos más icónicos de la historia inglesa: la Guerra de las Rosas.

El universo de Game of Thrones está fuertemente anclado a la Inglaterra medieval y la batalla por el Trono de Hierro se apoya en uno de los capítulos más icónicos de la historia inglesa: la Guerra de las Rosas. La acción en Game of Thrones está dominada por la batalla por la sucesión al Trono de Hierro y es aquí donde encontramos grandes similitudes con el largo conflicto sucesorio de Inglaterra en el final de la Edad Media. Las Guerras de las Rosas fue un conflicto que vio la corona inglesa cambiar de manos 7 veces en un lapso de 30 años gracias a una serie de sangrientas batallas y largos periodos de inestabilidad y anarquía.  

El término “Guerras de las Rosas” no fue reconocido en su momento. Como tantas otras famosas expresiones en inglés, este nombre tiene su origen en Shakespeare. En su obra Henry IV Parte 1, Shakespeare describe una escena en un jardín de palacio donde un grupo de nobles expresan sus lealtades al tomar una rosa blanca o una roja de los arbustos.

Las rosas hacen referencia a los símbolos heráldicos de las 2 facciones que se disputaban el trono: la rosa blanca de York que G.R.R. Martin convierte en Stark, y la rosa roja de Lancaster o Lannister. En realidad, la casa de Lancaster había dejado de usar la rosa roja como símbolo años atrás, pero la resurrección de esta imagen fue parte de una genial estrategia de propaganda al final de estas guerras.

La aparición de la rosa blanca de York y la roja de Lancaster juntas en la Rosa Tudor fue una importante imagen de unión y reconciliación que marcó el fin de la guerra.

El Rey Loco

La lucha por el Trono de Hierro comienza con la muerte del Rey Loco Aerys Targaryen, nombre inspirado en los Plantagenet, la familia real que se extinguiría con esta guerra de sucesión. Aerys comenzó su reinado con gran promesa, pero comenzó a volverse paranoico y sanguinario.

Según las novelas de Game of Thrones, Aerys se convirtió en un líder sucio y desaliñado que ordenaba crueles castigos y quemaba vivo a su pueblo con fuego mágico, para acabar siendo asesinado por su propia Guardia Real. La figura de Aerys está en parte basada en Henry VI, cuya incompetencia detonó la Guerra de las Rosas. Henry VI llegó al poder con 10 meses de edad tras la muerte de su padre, el heroico Henry V.

La herencia de Henry VI fue vasta: no solamente era rey de Inglaterra.  También era rey de Francia, esto gracias a las victorias militares de su padre. Pero al crecer, se hace evidente que Henry no tiene las cualidades necesarias para ser rey de nada: es callado, religioso y absolutamente incapaz en batalla. Una por una, Henry pierde todas sus propiedades en Francia y finalmente, pierde la razón. Su depresión causan estados catatónicos que duran meses.

El lado violento de Aerys se inspira en los dos abuelos de Henry VI: Charles el Loco de Francia y Henry IV de Inglaterra. El abuelo materno, Charles El Loco, tenía frecuentes brotes psicóticos durante los que imaginaba que estaba hecho de vidrio o que sus Guardias Reales se convertían en bestias. No es una sorpresa que el rey asesinara a varios de ellos.

Aerys Targeryen y Henry VI

Aerys Targeryen y Henry VI

El abuelo materno, Henry IV, había asesinado a su primo Richard II para hacerse con el trono y la culpa pronto se convirtió en paranoia. Henry IV se defendió ferozmente de varias rebeliones, pero físicamente desmejoró tanto que corrió el rumor de que tenía lepra. Andaba por la corte mal vestido y despeinado, imaginando que sus enemigos lo asediaban por todos los costados. Dejó de sufrir a los 45 años, convertido en una sombra de sí mismo.

Al igual que Aerys, Henry VI fue suplantado en el trono por un carismático rebelde amante de la comida y las mujeres. En el caso de Aerys, Robert Baratheon era heroico, popular y triunfante en batalla. Hay quienes consideran que este personaje obeso, ebrio e irresistiblemente simpático está basado en Henry VIII, el famoso tirano de las 6 esposas que separó a Inglaterra de la Iglesia Católica, pero Robert parece más cercano a Edward IV, el rey que derrocó a Henry VI.

Los hermanos Baratheon

Edward fue un rey exitoso que trajo un período de paz en medio de las Guerras de las Rosas. Llegó al trono apoyado en sus hermanos George y Richard, dos personajes que se convertirían en grandes peligros para su dinastía. Es fácil ver a los 3 hijos de York, como los llamó Shakespeare, en los hermanos Baratheon.

Renly Baratheon, con su carisma y sus acciones para hacerse con el trono, recuerda a George Duque de Clarence. George se alió varias veces con los enemigos de su hermano el rey para usurpar el trono e incluso se casó con la hija del poderoso Earl of Warwick para asegurarse una alianza militar. Esto se relaciona con el matrimonio de Renly con Margaery Tyrell, el cual es una cuestión política y no personal.

Renly Baratheon y George Duque de Clarence

Renly Baratheon y George Duque de Clarence

George de Clarence persistió en sus intrigas hasta que su hermano se hartó y lo condenó a muerte. El mito dice que fue ahogado en un barril de vino de Malmsey. Renly Baratheon insistió  en su oposición a su hermano mayor y fue asesinado con magia.

El estricto y determinado Stannis Baratheon se compara con Richard Duque de Gloucester. Gloucester es mejor conocido como Ricardo III gracias a Shakespeare, el cual es culpable de la terrible fama de este rey. Como el último hijo de la casa York, Richard era guardián del norte, reconocido como un justo y firme gobernante.

Stannis Baratheon y Richard Duque de Glocester

Stannis Baratheon y Richard Duque de Glocester

Ante la muerte de su hermano, Richard viajó a Londres y luchó por todos los medios por cumplir los términos de su testamento: coronar a su sobrino de 12 años y establecerse como regente durante su minoría de edad. Sin embargo, la influencia de la familia de la reina preocupaba a mucha gente en el país y generó un rumor muy conveniente para Richard.

Edward IV era mujeriego y a menudo prometía matrimonio a las damas de su preferencia para llevarlas a la cama, sin importarle que los contratos prematrimoniales tuvieran la misma validez legal que una ceremonia de casamiento. Una vez que estos contratos salieron a la luz, sus sobrinos fueron declarados ilegítimos.

Al igual que Stannis, Richard se creía la única opción al trono y pasó por encima de todo y de todos para alcanzarlo. La reputación de Richard fue arruinada por el asesinato de niños: Richard desapareció a sus sobrinos de 12 y 9 años, posteriormente conocidos como los Príncipes en la Torre.  Del mismo modo, Stannis quemó públicamente a su inteligente hija Shireen. Ambos personajes murieron en batalla después de perder a sus principales aliados.

Cersei Lannister y su familia

La ascensión de Ricardo Tercero involucra a otros personajes que también encuentran su correspondencia en Game of Thrones. Cersei Lannister tiene muchísimos paralelismos con la reina Lancaster Marguerite of Anjou, la militante esposa de Henry VI. Ante las graves carencias de su marido, Marguerite tomó las riendas del poder y de la guerra actuando a través de varios aliados ya que, como mujer y extranjera, no podía ocupar el poder.

Cersei Lannister y Marguerite de Anjou

Cersei Lannister y Marguerite de Anjou

Sus acciones mantuvieron la causa lancastriana durante un largo tiempo, pero las miles de vidas que costó y los métodos de intimidación con que obtuvo apoyo le merecieron una pésima fama. Al igual que Cersei, Marguerite trabajó incansablemente para asegurar que su hijo obtuviera el trono, pero tanto en las obras como en la realidad este hijo era un buen candidato.

En 1453, Marguerite dio a luz a Edward de Westminster, Príncipe de Gales, durante uno de los trances catatónicos de su esposo. Las malas lenguas de la corte se apresuraron a esparcir el rumor de que el príncipe era ilegítimo, hijo del inseparable aliado de la reina, Edmund Beaufort. Aunque nunca se declaró oficialmente, estos comentarios evidenciaron la pésima imagen pública de la pareja real y su corte.

Al crecer, la reputación del Príncipe de Gales sólo empeoró. Cuando Marguerite triunfó en la Batalla de Wakefield, hizo traer a dos prisioneros ante su hijo para decidir su destino. Edward, de 7 años de edad, ordenó que les cortaran la cabeza. Este episodio debió causarle una profunda impresión al príncipe porque un embajador que lo conoció a los 14 años declaró que Edward estaba obsesionado con cortar cabezas y ver correr la sangre en batalla.

Su sadismo le valió de poco, pues murió en su primera acción militar a los 17 años. Joffrey Lannister es muy similar a la figura de Edward de Westminster:  sediento de sangre, militarmente inepto y fruto de una relación escandalosa.

El deseo desesperado de Cersei por ser fiel a los deseos de su padre a costa de su propia felicidad recuerda a la relación de Richard Neville, Earl of Warwick, y su hija Anne Neville. Richard Neville fue durante un largo tiempo el verdadero poder detrás del trono de Edward IV, pero se fueron separando al punto de que Richard conspiró con George, el hermano del rey.

Las estratagemas de Warwick nunca dieron resultado, pero su hija no abandonó el objetivo. Logró coronarse reina de Inglaterra en 1483, luego de fugarse y casarse con Richard de Gloucester, último hermano de Edward. Hay quienes ven la influencia de Anne Neville, la heredera de Warwick el Hacedor de Reyes, detrás de la transformación de Richard de fiel aliado de los York a tiránico asesino de los legítimos herederos, los Príncipes en la Torre.

Danaerys Targaryen

Todo este complejo drama familiar llegó a su fin en 1485 como consecuencia de las astutas maniobras del más sorpresivo de los personajes. En este violento mundo dominado por hombres, fue una pequeña mujer con una vida extraordinaria quien salió victoriosa de este largo conflicto: Margaret Beaufort.

Danaerys Targeryen y Margaret Beaufort

Danaerys Targeryen y Margaret Beaufort

Beaufort nació en 1443, la hija mayor de John Beaufort, un descendiente directo de rey Edward III. A pesar de tener origen real y la mayor fortuna de los Lancaster, los Beaufort eran una rama ilegítima de la familia real. Habían sido legitimados por un acto parlamentario, pero no podían acceder al trono.

Para empeorar su situación, John Beaufort tuvo una desastrosa participación en las campañas de Francia durante la Guerra de los Cien Años y fue traído a Inglaterra en desgracia. Antes que enfrentarse al juicio del Henry VI, John Beaufort prefirió suicidarse en 1444, dejando a su hija de un año bajo la tutela del rey. El suicidio era visto como un signo de posesión demoníaca en la Edad Media, y  Margaret creció pensando que debía purgar una gran mancha espiritual.

Por esta razón, Margaret se entregó a los deseos del rey como un cordero al sacrificio. El rey decidió que Margaret y su fortuna serian para el mayor de sus medios hermanos galeses, Edmund Tudor. Margaret tenía 12 años cuando fue entregada a su esposo de 24. Nadie en realidad esperaba que Edmund consumara el casamiento hasta que Margaret estuviera mayor, pero, para sorpresa de muchos, la niña quedó embarazada pocas semanas después de su boda.

Daenerys Targaryen comienza su carrera hacia el trono como la sumisa hija adolescente de un gran hombre caído en desgracia. Su despiadado hermano Vyserys la entrega a un salvaje de quien espera obtener los recursos que necesita para llegar al poder.  Como consecuencia, Daenerys es violada con el único propósito de producir herederos.

Los embarazos de ambas mujeres resultan fatales para sus parejas. Edmund Tudor no llegó a ver nacer a su hijo porque fue capturado por los enemigos del rey y murió de peste en prisión. Khal Drogo, por su parte, es víctima de sus propios enemigos y tanto él como su hijo mueren poco después del parto.

Sin embargo, Daenerys se convierte en madre luego de una prueba de fuego y resurge intacta de la pira funeraria de su esposo. Daenerys no puede tener más hijos ya que la bruja que es estéril y no existen otros huevos de dragón en el mundo conocido. La prueba de fuego de Margaret Beaufort fue el parto de su hijo Henry Tudor.  A pesar de ser un parto difícil y en malas condiciones, Margaret  dio a luz a un niño que se convertiría en el rey Henry VII.

La llegada al trono del hijo de Margaret no fue fácil: para salvar su vida, tuvo que exiliarse desde su adolescencia en Bretaña, un principado independiente al otro lado del Canal de la Mancha, el Mar Estrecho. Allí pasó 14 años de su vida, buscando reunir un ejército lo suficientemente grande para desafiar al usurpador Ricardo Tercero.

Al igual que Daenerys, Margaret tenía un aliado incondicional que fue su consejero en cuestiones diplomáticas y su defensor en batalla. Podemos ver a Jorah Mormont como Jasper Tudor, hermano del fallecido padre de Henry.  Jasper Tudor no se separó de Margaret y Henry hasta su muerte, por lo que mucho se ha especulado de la relación entre ambos.  A pesar de haber tenido la oportunidad, casarse hubiera arruinado sus planes políticos. Jasper podía ser totalmente leal y muy útil a su causa, pero no tenía suficiente valor estratégico como esposo. Los dos matrimonios de Margaret luego de Edmund Tudor fueron cuidadosamente planeados para mantenerla en niveles altos de la clase gobernante.

Jorah Mormont y Jasper Tudor

Jorah Mormont y Jasper Tudor

En la Bahía de los Esclavistas, Daenerys consigue ir formando un ejército conformado por mercenarios, esclavos liberados y disidentes de Westeros. Henry VII invade Inglaterra con un grupo formado igualmente por este tipo de elementos: extranjeros, exiliados y mercenarios comprados con los dineros que ilegalmente le enviaba su madre.

Fin del conflicto

El conflicto histórico llegó a su fin cuando Henry Tudor, un exiliado prácticamente desconocido para el pueblo llano, arribó en Gales con un ejército de unos 5000 hombres. Avanzó hacia Londres reuniendo más y más apoyo, pues Margaret Beaufort había sido incansable en atraer a grandes señores a su bando, especialmente a Lord Stanley, un importante miembro del gobierno del rey Ricardo III. Margaret contrajo matrimonio con Lord Stanley en 1471 y juntos tuvieron una brillante alianza con un pie en York y otro en Lancaster.

Ricardo III se lanzó a la ofensiva con un ejército de unos 12000 hombres. Los dos ejércitos se encontraron en Bosworth Field el 22 de agosto de 1485. Lord Stanley y sus fuerzas, unos 4000 soldados, se mantuvieron al margen durante el inicio de la batalla. Ricardo III incluso secuestró al hijo mayor de Lord Stanley para forzarlo a tomar partido a su favor, pero todo fue en vano.

Mapa de Britania.

Mapa de Britania.

Lord Stanley se unió a la lucha al lado de su hijastro Henry Tudor y Ricardo Tercero murió en el campo de batalla. Stanley mismo recogió la corona caída y proclamó a todos el nombre del nuevo rey: Henry VII. El cuerpo de Ricardo Tercero fue llevado al pueblo más cercano, Leicester, para ser exhibido como prueba del cambio de régimen.

Además, se estableció una amnistía para los antiguos aliados del rey caído y ejecutó a los cabecillas antes de poner fin a la guerra con su opulenta boda pública con Elizabeth de York, hija mayor del rey Edward IV. Las Guerras de las Rosas habían terminado. Margaret Beaufort se estableció como primera dama del reino y formó parte del gobierno de su hijo por los 15 años que reinó. Con 65 años de edad, todavía le quedaron fuerzas para ver coronado a su nieto, el famoso Enrique VIII.

La unión de las figuras de Henry VII y Margaret en el personaje de Daenerys por parte de G.R.R. Martin, reivindica especialmente a Margaret. A pesar de su habilidad política y su gran visión durante el reino de su hijo, su aporte en fundar la más célebre dinastía inglesa ha sido invisibilizado en la historia.

No obstante, Margaret Beaufort fue la arquitecta de la nueva era de paz en Inglaterra y selló su fundación con un genial toque de propaganda: la fusión de la rosa blanca de York con la roja de Lancaster en la Rosa Tudor, símbolo de estabilidad y unidad bajo el cual Inglaterra entró al Renacimiento.

Mapa de Westeros

Mapa de Westeros

Las rosas blanca y roja así como el hielo y el fuego de la historia medieval inglesa son inseparables en la obra de G.R.R. Martin. Su gran atractivo se anuda con el romanticismo de nuestro pasado y la justa mezcla que se ha hecho en esta épica de realidad y fantasía. La Inglaterra medieval era una rueda de la fortuna donde nadie estaba exento de triunfos ni derrotas y es justamente esto lo que sigue fascinándonos acerca de Game of Thrones.

En una serie que nos sorprende capítulo a capítulo, un vistazo a las Guerras de las Rosas puede darnos muchas interesantes teorías que ver desarrollarse en pantalla. La Guerra de las Rosas acaba con una batalla épica, traición y un matrimonio dinástico. ¿Será una pista de cómo acaba Game of Thrones? Cuidado, porque la historia es larga y llena de spoilers.


 

Referencias

  • Cannon, John & Griffiths, Ralph. The Oxford Illustrated History of the British Monarchy. Oxford University Press. Oxford, New York. 1988.
  • Martin, George R.R. A Song of Ice and Fire. Bantam Books. New York, 2011.
  • Norton, Elizabeth. She Wolves: The Notorious Queens of England. The History Press. Gloucester, 2008.
  • Norton, Elizabeth. Margaret Beaufort: Mother of the Tudor Dynasty. Amberley Books. Gloucester, 2011.
  • Pendrill, Colin. The Wars of the Roses and Henry VII. Heinemann Publishing. New Zealand, 2004.
  • Shakespeare, William. Henry VI, Part 1. Recuperado de http://shakespeare.mit.edu/
  • Weir, Alison. Britain’s Royal Families: The Complete Genealogy. Vintage Books. London, 2008.

 

Share This: