Si Magic the Gathering te llama la atención, y querés empezar a jugar, no necesitás mucho dinero. Magic tiene varios formatos y precios según tu nivel de interés y tu capacidad económica; podés elegir el que más te llame la atención, o el que se adapte mejor a tus necesidades y comenzar a jugar aquí mismo en Costa Rica.

Magic the Gathering es un juego de estrategia basado en cartas coleccionables. Algunos lo han descrito como una mezcla entre poker y ajedrez, y yo les daría la razón. Sin embargo hoy no voy a hablar sobre la naturaleza de Magic como juego, sino como producto y como actividad social. Si sos el tipo de persona que tiene interés en Magic, pero no tiene una baraja propia, o estás empezando a jugar y no sabés dónde ni cómo involucrarte con otros jugadores, este artículo es para vos.

¿Cómo empiezo?

Vamos a lo más básico: como se comienza a jugar Magic. La mayoría de nosotros llegamos al juego a través de amigos que juegan o por un interés en la estética del juego; sin embargo las reglas del juego pueden parecer confusas al comienzo. Para ayudar a nuevos jugadores a entrar al juego, Wizards of the Coast, la compañía que produce Magic, ha creado barajas introductorias, también llamadas barajas de Planeswalker que traen una baraja de 60 cartas, armada y lista para jugar, además de dos sobres con 15 cartas aleatorias cada uno.

Estos paquetes son convenientes para las personas que quieren aprender a jugar y experimentar con una baraja sencilla. Traen un manual con las reglas básicas del juego, así como consejos de cómo jugar y mejorar la baraja básica. Lamentablemente estas barajas son un tanto débiles en términos competitivos, sus estrategias no son muy sólidas y en general tienen un valor económico bajo. Los dos sobres de cartas aleatorias que vienen con la baraja pueden ayudar a mejorarla, pero no hay certeza de que las cartas que vienen en los sobres ayuden a fortalecer la estrategia.

En total estos paquetes se suelen vender a 10.000 colones en tiendas, y son una buena manera de comenzar si no tenés una baraja propia, sin embargo, si tenés un amigo que te pueda ayudar a armar tu propia baraja, y te pueda enseñar las reglas, una baraja básica se puede armar por mucho menos. Algunas tiendas alrededor del valle central tienen cajas de cartas sueltas que, si bien no nos las más populares ni poderosas, son útiles para armar barajas casuales. Sin embargo, si tu interés está en entrar en otros formatos de Magic, o algún circuito competitivo, el precio y la complejidad de las barajas cambia.

Standard: Competencia y experimentación

Wizards of the Coast publica nuevas ediciones de Magic cuatro veces al año. Estas nuevas ediciones, o “bloques” como son conocidos dentro de la comunidad, traen cartas nuevas así como nuevas reglas y arte. Los torneos oficiales de Magic se juegan utilizando solo las cartas más nuevas, y conforme nuevos bloques van entrando en vigencia, los más viejos salen, de modo que siempre hay una cantidad limitada de cartas que son legales en estos torneos.

Kaladesh es el más reciente bloque de Magic. Tiene una estética India y se basa en una feria de inventores en un mundo mágico.

Semanalmente las principales tiendas del país organizan torneos llamados Friday Night Magic (Magic de Viernes por la Noche), en los que hay que pagar 3000 colones por participar y hay que jugar cuatro partidas contra diferentes oponentes. Según cuantas partidas ganés, podés obtener sobres con cartas, o hasta cartas raras y especiales del evento. El ambiente en estos torneos es de diversión pero también es altamente competitivo. Los jugadores intentan conseguir las mejores cartas disponibles dentro de las que son “legales en standard” para tener una ventaja estratégica, por lo que las cartas más cotizadas suelen subir de precio. Una baraja competitiva en estos formatos suele fluctuar entre los $100 y los $200, según el precio de las cartas y su disponibilidad. El ambiente de standard es de constante cambio y experimentación dentro de los límites de los bloques vigentes; para quienes juegan constantemente se trata de adaptarse a las nuevas reglas y a las nuevas barajas que dominan la competencia. Muchos jugadores usan las cartas que ganan en FNM para financiar las nuevas modificaciones que hacen en sus estrategias durante el año, pero entre pagar por las inscripciones a torneos, y comprar cartas para reforzar sus barajas, es facil que inviertan entre 20.000 y 30.000 colones al mes.

Modern: Variedad, creatividad e investigación:

Similar a Standard, Modern se juega con barajas de 60 cartas construidas por los jugadores; sin embargo en este formato las ediciones viejas no salen de vigencia, sino que se puede utilizar cualquier carta que haya sido impresa en los últimos 10 años de Magic (aproximadamente). Es un buen formato para quienes quieren jugar Magic de manera casual con amigos, pues armar una baraja legal y divertida no requiere una gran inversión ni mucho conocimiento sobre el juego. Magic tiene cientos de combinaciones de cartas que se pueden probar y experimentar según los gustos del jugador.

En el ámbito competitivo modern es un tanto más complicado. Históricamente algunas estrategias han dominado los torneos de Modern, y puesto que las cartas no pierden vigencia, estas estrategias se vuelven dominantes y caras si no son restringidas oficialmente por Wizards. Debido a esta alta competitividad, los precios de las barajas de torneo de Modern van desde los $300 hasta más allá de los $1000 en algunos casos. En general los torneos de modern tienen un coste de inscripción de 3000 colones y también incluyen premios en mercadería y a veces dinero en ligas mayores, pero suelen estar ocupados por jugadores veteranos que han forjado sus barajas con tiempo y dedicación.

En general, modern es un formato accesible para jugadores casuales, pero un tanto restringido a la hora de participar en juegos altamente competitivos. Para jugadores más casuales, o que quieran una experiencia más económica, existen alternativas.

Pauper: todo se trata de perspectiva

Las cartas de Magic se dividen según su rareza en cartas comunes, incomunes, raras y míticas. Entre menos comunes sean las cartas, por lo general son más caras y poderosas, pero eso no quiere decir que las cartas comunes sean malas, sino solo que compiten en otro nivel.

Los cuatro niveles de rareza en las cartas.

Las barajas Pauper (de paupérrimo) están formadas únicamente por cartas comunes, y sólo juegan contra otras barajas iguales. Esto fomenta un tipo de competencia más equilibrada, y resulta muy divertida gracias a las limitaciones del formato. También es muy barata. Una baraja de 60 cartas puede armarse por menos de 10.000 colones y existen toneladas de estrategias y temas que se pueden planear con cartas comunes. Es una excelente manera de explorar las posibilidades de Magic, probar estrategias y practicar cómo armar barajas. Es barato y divertido pero hay que tomar en cuenta que una baraja Pauper por lo general será inferior en poder a una Standard o Modern, por lo que se recomienda solo jugar con otras barajas Pauper.

Commander: Juego casual y épico

Por último, hablemos de un formato distinto que está tomando mucha fuerza: Commander. En este formato los jugadores arman barajas de exactamente 100 cartas siguiendo algunas reglas especiales: No puede haber más de una copia de cada carta (excepto cartas de tierra) y los jugadores deben elegir una criatura legendaria para que sirva como su General. Los colores y habilidades del General definirán los colores y estrategia de la baraja, por lo que es un buen formato para quien quiere experimentar con armar una baraja alrededor de una estrategia sin tener mucha experiencia.

Una baraja liderada por Lovisa Ojosfríos debe scontener solo cartas rojas y se beneficiará de tener muchos Bárbaros, Guerreros y Berserkers. Es un ejemplo de un Commander Tribal.

Construir una baraja de 100 cartas desde cero puede parecer una tarea descomunal, pero en realidad solo toma un poco de paciencia y dedicación. Por la naturaleza de Commander, muchas cartas populares en este formato no se juegan en ningún otro lugar, por lo que son baratas y fáciles de conseguir. Aún así, existen opciones para quienes desean entrar directamente a jugar este formato: Wizards publica anualmente barajas especiales para Commander, que vienen listas para jugar y son mucho más competitivas que las barajas introductorias de Planeswalkers. Estas barajas rondan los 20.000 colones pero son muy recomendables para un jugador novato, pues son competitivas, vienen en gran variedad de colores, y tienen estrategias sólidas, sencillas de entender y listas para jugar.

Para quienes construyen sus propios Commanders, la inversión dependerá totalmente de cómo y cuanto quieran mejorar sus barajas. Por ser un juego casual, normalmente de multijugador, el nivel de competitividad varía ampliamente de un grupo de juego a otro, por lo que podría nunca volver a invertir en la baraja, o hacer compras paulatinamente para reforzar la estrategia. La ventaja está en que sólo se debe conseguir una copia de cada carta, así que desde un comienzo Commander presupone una inversión menor a largo plazo.

¿Entonces cuánto cuesta?

Magic es un juego variado y flexible. Si querés empezar a jugar solo necesitas un amigo con quien practicar y una baraja básica que te ayude a entender las reglas y sutilezas del juego. La inversión que hagás depende de tu nivel de interés y de qué formato querás jugar. Mi recomendación, si tenés interés en empezar a jugar, es acercarte a una tienda o un grupo de juego y preguntar; la comunidad de Magic es muy abierta a nuevos jugadores y en muchos casos ayudan a armar barajas para novatos y a incluirlos en juegos. Para principiantes, en lo personal recomiendo comenzar con una baraja Modern, Pauper o Commander, según tus intereses y tu grupo de juego, y desde ahí, comenzar a experimentar con otros formatos y estrategias. ¡Mucha suerte, y que no les falte el maná!

 

Share This: