Nos meten miedo a estar solas para no permitir que seamos autosuficientes. Para que necesitemos de un hombre. Para que tengamos una relación por mandato social.

¿Estar sola?
¿Qué significa?

Según la RAE
solo, la
Del lat. solus.
1. adj. Único en su especie.
2. adj. Que está sin otra cosa o que se mira separado de ella.
3. adj. Dicho de una persona: Sin compañía.
4. adj. Que no tiene quien le ampare, socorra o consuele en sus necesidades o aflicciones.Y unas cosas de naipes que no vienen al caso.

Bueno.


El otro día escuche a una persona decir que “iban 3 mujeres solas”. ¿Cómo? Pero habían 3 seres humanos caminando ¿Como que estaban sooolas (léase en “ballena” por lo absurdo que suena)?  Al parecer estamos solas a falta de presencia masculina. Se cree que aunque estemos en grupo estamos solas. Se cree que si no tenemos pareja (o macho a la redonda) estamos solas (como sinónimo de solteras). A mí mamá le dicen que ella está sola cuando en realidad nos tiene a mi hermana Nina, a mí y al resto de la familia siempre a su lado.

Fried green tomatoes (1991).

A todas las chicas nos ha pasado estar con una amiga o con un grupo de ellas y que se nos acerque un mae a preguntarnos ¿por qué tan solas?.

¿Cuántas veces hemos escuchado que a tal la violaron por caminar sola, por salir sola, que es peligroso que viva sola? Hasta venden muñecos tamaño hombre adulto para poner en el asiento del copiloto para que las mujeres manejemos más seguras al no parecer estar solas. También hay apps que nos dicen por dónde es seguro para que andemos solas y por dónde no.

¿Se acuerdan de las dos argentinas que asesinaron en Ecuador y cómo empezaron a hablar de los peligros de que las mujeres viajemos solas?

Yo he viajado sola un montón de veces. En los últimos 10 años he viajado más sola que acompañada. Fui a España, sola; a Marruecos; viví en Buenos Aires más de 7 años sola, de ahí fui a Mendoza sola, al noreste sola (el mismo noreste en el que mujeres desaparecen y si aparecen es muertas). Volví a España sola, fui a Viena sola, en París me topé con mi amiga Lu y su familia, luego nos fuimos solas a Italia. Con Lu en otra ocasión fuimos solas a Bolivia, con otra amiga a Santiago de Chile y a Atacama, con otra a Tandil, un pueblo en la provincia de Buenos Aires, etc etc.

Sex and the city 2 (2010).

A mí me gusta estar conmigo misma, vivir sin otras personas, comer afuera sin más compañía que la de un libro (o mi compu, como en este preciso momento). Me encanta viajar en asociación con todas las personas que -al no estar con nadie más que yo- conozco en el camino.  Me criaron para ser libre y a no tener miedo. A los 10 año me subí por primera vez a un avión sola, supongo que eso marcó un estilo de vida. Gracias a mi mamá que no tuvo miedo o por lo menos no lo dejó limitarme.

Una compañera me dijo que desde pequeñas el papá les enseñó (a ella y a la hermana) que deben estar solas. No solas en soledad, sino para no subordinarse a nadie, ser autosuficiente, ir a un concierto sola si eso es lo que quiere, no necesitar de un hombre, a tener una relación por disfrute propio. A ser independiente.

Yo también he tratado de ser independiente. Claro que he sido violentada y he tenido miedo. Pero no necesariamente por estar yo Marisa sola, sino yo Marisa con otras mujeres sola. Algunos de los momentos más feos de mi vida viajera han sido en trenes con una otra mujer. La primera vez fue en un tren nocturno con mi mamá yendo de Avignon a Zurich.

Es una larga historia pero lo que importa ahora es que se nos metió un mae a acosarnos durante horas que se nos hicieron eternas. Tuvimos mucho miedo, yo quería salir a pedir ayuda pero no iba a dejar a mi mamá sola con el mae. Cuando logramos salir las dos juntas me dijo que ella pensaba lo mismo, que no me iba a dejar ahí sola con él.

Las otra veces fueron con Lu en Italia. Primero íbamos de Milano a Verona. Aterrizamos en Malpensa y nos fuimos en bus a la estación, cuando llegamos ya había salido el último tren (9pm) a Vicenza (donde nos íbamos a quedar) entonces decidimos irnos a Verona (otra larga historia). Desde que estábamos sacando los tiquetes en la máquina nos rodeaban hombres jóvenes ofreciendo ayuda. Les decíamos que no pero no paraban. El tren era viejo y horrible, nos miraban fijamente, nos intimidaban y eso parecía producirles placer. Llegamos a Verona de madrugada, solas y con miedo magnificado a buscar dónde dormir.

En esa misma semana en otro tren en otra parte de Italia un grupo de maes nos tiraba paquetes de condones y cuando nos caían a los pies ellos se acercaban y -rozándonos la pierna- los levantaban para volver a tirarlos. En estos casos me impresiona que un ser humano sea tan idiota y perdedor. Al final nos tuvimos que cambiar de vagón y viajar de pie.

Romy and Michele’s High School Reunion (1997).

Agradezco haber estado con ellas cuando estas cosas me pasaron. Aunque estar con otra mujer no evita que hombres ejerzan violencia sobre nosotras siempre, es reconfortante saber que estamos juntas contra la misoginia. On the road como unas tropicalizadas Thelma y Louise.

Estar al lado o cerca de un hombre no nos protege al 100%. La vez que mi genitalidad más se ha visto vulnerada no estaba lejos de un amigo. Él estaba a unos metros y eso no evitó que otro hombre pensara que tenía el derecho de violentar mi sexualidad. No sé si mi compa no lo notó o lo consideró normal.  

Estar acompañadas (de uno o más seres humanos masculinos con pene) no nos garantiza seguridad ni respeto. Lo que necesitamos es una sociedad menos violenta y patriarcal donde los cuerpos de las mujeres no sean considerados de dominio público. Necesitamos más sororidad para levantarnos todas cuando violentan a una. Necesitamos un sistema en donde esa violentada sepa que no está sola y se anime a poner la denuncia.

The Sisterhood of the Traveling Pants (2005).

Ojalá fuésemos más las que nos reconocemos y sabemos que juntas somos más fuertes. Que abramos los ojos y nos pongamos los lentes morados del feminismo que nos hacen ver que este sistema nos oprime a todas y que eso nos hace hermanas (sorelle). Que aunque hayan (hayamos) mujeres que reproducen (reproducimos) muchísimos comportamientos machistas, somos las mismas y que si no somos nosotras nadie nos va a proteger.

No nos violan, acosan, golpean, intimidan, atacan porque estamos solas. Nuestra compañía o falta de ella no nos hace culpables por los actos reprochables de hombres que piensan que tienen poder sobre nosotras. Dejemos el victim blaming para los fundamentalistas y libertarios. Nos violan, acosan, golpean, intimidan, atacan por machistas, porque la sociedad sigue justificando sus acciones por lo que hacemos nosotras y no los juzga por lo que hacen ellos.

No nos dejemos.

Denunciemos y repitamos:

No estoy sola, ni cuando soy soltera, ni cuando estoy conmigo misma, ni cuando viajo con una amiga.

Por más que nos quieran alienar y adoctrinar seguiremos estando, viviendo, viajando, comiendo y cogiendo solas.

Nuestra solitud también es libertad.

Share This: