“Estrategias para defenderme de mí” es un ensayo fotográfico orientado en el género del retrato de moda/conceptual. Surgió como un ejercicio para la clase de retrato en el  cual debíamos producir una serie de retratos de todos los compañeros de clase bajo una estética en particular.

Antes de decidir la manera de retratar a mis compañeros, solo podía pensar en mi hermano mayor, Pablo, y su amor por la natación. Él es nadador en alto rendimiento, profesor de niños pequeños, ancianos y personas con discapacidad.

Para Pablo la natación es un medio de comunicación, la manera en que escucha, comparte, ve, comprende, es feliz, enseña, es libre. Por otro lado Pablo es amoroso, confiable, atractivo, simpático, inocente, valiente, inteligente, etc. Por estas y otras cualidades, desde pequeño he querido parecerme a él, pero siempre me he diferenciado y esto ha llegado a ser nocivo para mi salud mental.

Pues toda la vida he tenido que usar anteojos, soy ciego de un ojo, no soy cariñoso, nunca me he sentido un hombre atractivo (principalmente en la secundaria), y no se me da fácil la comunicación con las chicas a las que me siento atraído. Efectivamente quería ser como Pablo, es más, sentía envidia de él. Lo extraño es que mientras mayor era la envidia, el remordimiento crecía, ya que él siempre me ha  prestado su apoyo en los peores momentos.

Entonces habiendo pensado en mi hermano y en sus buenas cualidades, me di la tarea de retratar a mis compañeros haciéndolos parecer niños, a quienes mi hermano daría clases por primera vez, y también a él, ya que Pablo es un niño más cuando imparte su trabajo como profesor.

Dicen cada retrato es una verdad de una persona entre un número infinito de verdades, y cuando entré a estudiar fotografía encontré un número infinito de verdades en cada una de las personas que he conocido en el trayecto. Cada uno de mis compañeros son hermanos que la vida me ha regalado y al igual que mi hermano siempre me han tratado como un igual.

Al ver los resultados me doy cuenta que entre estas 14 verdades reconozco un gran retrato de mi hermano mayor y aún más importante, de mí mismo.

Al final decidí incluirme dentro de la serie realizando un autorretrato, ya que por primera vez sentí que era parte de algo, lo que me hizo comprender que todo lo hermoso veo en mi hermano, mis compañeros y personas que estimo, está presente en mí.

Quizás no sea el mejor comunicando con palabras, tal vez no sea el hombre más atractivo del planeta, tal vez no sea la persona más inteligente,  pero lo que realmente importa es que mi manera es distinta, al igual que todo de lo que estoy hecho.

Carlos Alberto.

María José Z.

Lilliam

Rebeca

Miguel Ángel

Maribel

Luis Ángel

María Pía

Camila

Carlos Fernando

Cristian Alexis

Beatriz

María José G.

Share This: