Más allá de los patines, en el roller derby han encontrado lazos que van más allá de la cancha.

Cuando se llega a la cancha no se logran escuchar ni los pensamientos propios. Es la 1:30 p.m. pero el sol apenas calienta y el aguacero de la tarde se siente cada vez más cerca. Un grupo de skatos patinan a las orillas de la cancha, montando sus propias rampas y obstáculos improvisadas, haciendo la bulla que el resto de San José parece no hacer.

La explanada de cemento fue originalmente construida para jugar basket o futból, pero los sábados parece que solamente es recorrida sobre ruedas.

RD-1

Fotografía por Pablo Cianca

Una pila de bultos, espinilleras y cascos amontonados en un círculo dentro del campo marcan el territorio. Cerca de dieciseis mujeres y dos hombres, patinan alrededor de los bultos, apropiándose de la cancha para un deporte conocido por aquellos que algunas vez, pasando canales, pescaron en cable la película Whip It, una comedia, tal vez un poco azucarada, sobre el mundo del roller derby.

En el centro de la cancha, una muchacha pequeña y tatuada con largas trenzas rojas revisa unos papeles mientras sostiene un silbato en su boca. Es Siouxsie Wheels, también conocida como Pao, quien ese sábado entrena a uno de los tres equipos de roller derby del país: The Dark Side Roller Girls.

El movimiento del roller derby en el país se formó a mediados del 2011, a partir de un grupo de chicas que, sin practicar ningún otro deporte, descubrieron el roller y decidieron traerlo a su vida.  A partir de ahí se creó un blog y un grupo de Facebook. Se hizo una reunión con las interesadas y se empezó a entrenar.

Después de varios meses de entrenar juntas, y las diferencias empezar a surgir a la hora de finalmente elegir un nombre para el grupo. Poco a poco se fueron formando otros equipos, hasta conformarse los tres equipos que existen hoy: Pantis Dinamita, Gatas Callejeras y Dark Side Roller Girls.

Realizador: David Durán, Música: She was machine de Colornoise.

El roller derby es un deporte de contacto originado de EEUU. Se juega sobre patines de cuatro ruedas, alrededor de una pista ovalada. Entender el proceso de juego del roller derby puede tornarse una locura.  Sin embargo, para un primer acercamiento, es importante saber que:

  • Consiste en un partido de dos tiempos de treinta minutos cada uno, donde dos equipos compiten entre sí con el objetivo de anotar más puntos que el equipo contrario.
  • Cada equipo envía a 5 jugadoras a la pista: cuatro bloqueadoras (defensas) o pivots (bloqueador que puede tomar el paper de jammer) y una jammer (anotadora).
  • Las bloqueadoras y pivots de ambos equipos comienzan el juego formando un solo “pack”. En ese pack, las jugadoras toman el lugar que mejor les parezca de acuerdo con la estrategia que desean usar.
  • Un jam es el período de 2 minutos en el cual se pueden anotar los puntos.
  • Un jammer puede anotar sobre el otro jammer en su pase inicial. Después de completar su pase inicial, un jammer anota puntos por pasar oponentes en su segundo y siguientes pases; puede anotar un máximo de un punto por cada bloqueador oponente.

El equipo, bloqueadoras, jammers, pivots, de Dark Side es de los más diversos que he visto en cualquier deporte del país. “La ideología del roller es eso: podés ser gordo, flaco, alto, bajo y siempre va a haber una posición en la que vas a ser bueno. No te pone limitantes, hay todo tipo de contexturas y alturas y juntas nos hacemos mejor las unas a las otras” me comenta Rosetta Stoned o Ari, también pionera del roller derby, mientras se termina de fumar un cigarro.

RD-6

Fotografía por Pablo Cianca

Hay un cierto estereotipo en el Roller Derby a nivel mundial que importa bastante poco esconder: este persona de chica ruda, tatuada y alternativa que les da a las jugadoras una ferocidad que casi se tacharía como kitsch. En Dark Side los estereotipos se rompen y la diversidad reina como principal prioridad, de este hecho también viene su nombre.

Dark Side Roller Girls, surgió en el Stiefel Pub, en Barrio Amón, en el 2014.

“Cuando éramos un sólo grupo de rollers en el país, pasaba que el equipo se dividía porque habían muchas ideologías de por medio: unas eran religiosas, otras ateas… los problemas se empezaron a generar por esto” Me dice Demonia, Ivonne, roller desde el 2011.

“Nosotras (las chicas de Dark Side) somos muy inclusivas. No nos importan los estereotipos ni lo que esté impuesto por la sociedad. El hecho de que nosotras queramos ir en contra de lo establecido, se ha convertido en nuestro lado oscuro (…) de este lado no importa el color político, la religión, la preferencia sexual o lo que sea, nada es un impedimento para que se incorporen al equipo”.

Y este hecho se ve reflejado en cada una de los componentes que integran el grupo. Todas las edades y colores quedan en un segundo plano cuando se porta la camisa de algo que te apasiona, o en este caso, los patines. Sin embargo, cuando los patines y los cascos salen del cuadro, cada una de las mujeres (y hombres) que integran el equipo se alzan como individuos únicos y empoderados, que con sus compañeras han encontrado el verdadero significado de la sororidad.

Analú o Sargento Inferno, de las veteranas del equipo, tiene 32 años y suele entrenar a su equipo dos veces a la semana. Cuando no lo hace, es profesora de arte en la Fundación Centeno Güell y en la cárcel La Reforma. El equipo, le ha aportado una familia en la que encontró apoyo y además de eso, ha adquirido un papel de líder positiva que ahora la acompaña en todos los aspectos de su vida.

A Analú se le suman: Maggie, traductora en hebreo e inglés; Ariana, fotógrafa; Ivonne, traductora de lesco; Monserrath, historiadora y madre; Luti, empresaria emprendedora; Joel, un chico estudiante sin nada que perder; Tati, abuela de 4 nietos, y muchas otras grandes mujeres.

En este equipo de más de 25 personas, mujeres de todas partes del país han encontrado una familia multicolor que han enriquecido tanto el deporte que aman, como su propio día a día.

“A mí lo que me gusta es que, quizás inconscientemente, (el roller derby) mueve la fuerza y la unidad entre las mujeres. Uno viene de un contexto en el que se pasa comparando y codeando a otras chicas porque tal vez se ven mejor, o son más altas, o son más bonitas; en cambio en el Roller Derby, uno empieza a admirarlas. Y te sorprendés diciendo: ‘Puta mae, yo quiero ser como ellas, quiero sentirme como ellas’ y empezás a tener heroínas en vez de tener competencia; uno empieza a sentir que lo que verdaderamente quiere es estar ahí a la par de ellas” me dice Monserrath, La Rusia, quien justo después me comenta que el equipo además de darle las hermanas que nunca había tenido, le ha ayudado a hacerse notar y decir lo que piensa.

Fotografía por Pablo Cianca

Fotografía por Pablo Cianca

Con sudor en la frente y un par de moretes extra después del entrenamiento, unas sientan en el centro a hablar y a retocarse el encrespador para una foto grupal. Esta legión de super heroínas de todas las formas y tamaños han creado un caleidoscopio de lo que es hoy el roller derby en Costa Rica. Juntas, se han forjado una identidad deportiva donde ganar importa, pero pertenecer importa más.

Evento Rock & Derby el 23 de Julio a partir de las 9:00 a.m. → Se hará una competencia amistosa de “Best Trick Event” para chicas en BMX, Balance Board y skateboarding. Además de eso habrá un partido de Roller Derby de las Dark Side Roller Girls y demostraciones de BMX y Parkour por parte de Maxx Energy. Se cerrará el evento con un concierto de Seka. Es un evento gratis en el Parque de la Libertad.

Share This: